El PSOE propone un pacto en el Ayuntamiento de Málaga y en la Diputación para que la ciudad y la provincia no dependan de un tránsfuga

José Bernal, José Luis Ruiz Espejo y Daniel Pérez en rueda de prensa

Los socialistas ofrecen cinco acuerdos: no utilizar el voto de Cassá, diálogo para no bloquear la gobernabilidad, un pacto de regeneración, priorizar la salida de la crisis y que estos compromisos se ejecuten en las dos instituciones

(Nota de prensa PSOE Málaga) El PSOE de Málaga ha propuesto un gran pacto en el Ayuntamiento de la capital y en la Diputación Provincial para que el presente y el futuro de la ciudad y de la provincia no depende del concejal y diputado provincial tránsfuga Juan Cassá. Así lo han anunciado hoy en rueda de prensa el secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, y los portavoces socialistas en el Ayuntamiento, Daniel Pérez, y la Diputación, José Bernal.

Ruiz Espejo ha calificado de “preocupante” la situación de inestabilidad en la que se encuentran las dos principales instituciones de la provincia y ha señalado a un solo culpable: el Partido Popular. “Teniendo una mano tendida para llegar a grandes acuerdos en el PSOE, como hemos demostrado con las medidas del COVID, el PP ha preferido dejar la gobernabilidad del Ayuntamiento de Málaga y de la Diputación en manos de un tránsfuga”, ha asegurado.

De esta forma, ha defendido que el PSOE considera que hay una alternativa a poner el presente y el futuro de esta ciudad y de esta provincia en manos de un tránsfuga. Una alternativa que, ha explicado, pasa por cinco acuerdos. En primer lugar, un gran acuerdo a todas las fuerzas políticas con representación en el Ayuntamiento de Málaga y en la Diputación para que el voto del tránsfuga no sea decisivo. “Pedimos un compromiso común de todas las fuerzas políticas para hacer un cordón sanitario al concejal y diputado tránsfuga. Un compromiso para que nadie, esté en el gobierno o en la oposición, utilice el voto del tránsfuga. Ni para beneficio propio ni para perjuicio del contrario”, ha dicho.

En segundo lugar, ofrecimiento de diálogo y acuerdo para no bloquear la gobernabilidad del Ayuntamiento de Málaga y la Diputación Provincial. “El PSOE se compromete a alcanzar acuerdos para no bloquear el presente y futuro de la ciudad y de la provincia. Ya lo estamos haciendo ahora en ambas instituciones con las medidas del COVID.Y podemos seguir haciéndolo, porque estamos viviendo una situación extraordinaria”, ha afirmado.

En tercer lugar, supeditar estos acuerdos a que se ejecuten en las dos instituciones, es decir en el Ayuntamiento de Málaga y en la Diputación, ya que “en ambas hay un problema de inestabilidad y gobernabilidad generadas por el PP y en ambas están los mismos protagonistas: las mismas fuerzas políticas y el tránsfuga”. En cuarto lugar, priorizar en la salida a la crisis sanitaria y la recuperación económica y social. “Cualquier acuerdo con el PSOE debe tener claro esa premisa: la prioridad es la salida de la crisis”, ha subrayado.

Y, en quinto lugar, un gran pacto por la regeneración política y democrática, en el que todas las fuerzas políticas representadas en ambas instituciones se comprometan con la higiene democrática, la transparencia y el buen gobierno.

Ruiz Espejo ha asegurado que el acuerdo que propone el PSOE “exige un compromiso expreso con estos cinco puntos que consideramos esenciales” y ha avanzado que serán los portavoces socialistas en ambas instituciones quienes lo trasladen al conjunto de fuerzas. “Es el momento de ser responsables y tener generosidad. Espero que estemos a la altura de lo que nos está pidiendo la ciudadanía”, ha asegurado.

Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez, ha lamentado el “peaje” tan alto que ha decidido pagar Francisco de la Torre por mantenerse en el poder. “La voluntad de los malagueños no puede quedar al arbitrio de un concejal tránsfuga y un grupo político que no respeta las reglas del juego”, ha dicho.

En paralelo, ha criticado la “falta de liderazgo para dar respuesta a las necesidades de las familias malagueñas afectadas por la crisis del COVID” del alcalde, que “ha estado más preocupado de mantener el sillón que de dar esa respuesta a las familias malagueñas”. “La única ayuda que ha gestionado el señor De la Torre ha sido el sueldo del señor Cassá”, ha afirmado.

Pérez ha recordado que “somos la única gran ciudad que aún no ha puesto en marcha un Plan de Reconstrucción social y económica para la ciudad”. “El grupo municipal socialista lleva desde el inicio de la pandemia con la mano tendida al señor De la Torre. Y, sinceramente, se nos cansa la mano cuando vemos la ineficacia de este Ayuntamiento y la falta de liderazgo municipal cuando vemos la gestión política ante esta crisis”, ha lamentado.

El portavoz socialista ha anunciado que va a mantener contactos con agentes sociales de la ciudad, sindicatos, asociaciones profesionales, CEM, asociaciones vecinales o sociales, en definitiva, al conjunto de la sociedad, para explicar cuál es su propuesta: “que un tránsfuga no decida nada en Málaga, sino que lo decidamos entre todos. Sentido de Estado y altura de miras es lo que nos piden los malagueños y malagueñas”.

Por último, el portavoz socialista en la Diputación de Málaga, José Bernal, ha destacado que el PSOE ha demostrado que sus doce diputados “están al servicio de la institución y de la provincia en los peores momentos”. “Hemos aportado nuestras propuestas, que son la de los alcaldes y alcaldesas de la provincia, para la recuperación económica y social. Hemos respaldado al equipo de gobierno en la crisis sanitaria a pesar de que su gestión ha dejado mucho que desear”, ha resaltado.

Asimismo, ha valorado que el PSOE es el partido que más alcaldes y alcaldesas, más concejales y más implantación territorial tiene en la provincia. “Somos el partido que mayor número de ayuntamientos gobernamos en los municipios menores de 20.000 habitantes, que son la verdadera razón de ser de la Diputación de Málaga”, ha subrayado.

“Con ese aval y esa legitimidad, vamos a plantear al conjunto de grupos en la institución ese gran acuerdo para priorizar la salida de la crisis sanitaria y la recuperación económica y social de la provincia. Un acuerdo que incluya un pacto de regeneración política y democrática. Y un compromiso claro de todos de que el voto del tránsfuga no se utilice ni desde el gobierno ni desde la oposición. En definitiva, un acuerdo que vincule a las dos instituciones, Ayuntamiento de Málaga y Diputación Provincial, para que el destino de la provincia no esté en manos de un tránsfuga”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email