Un total de 18.131 profesionales han participado en las acciones formativas del Colegio de Abogados de Málaga desde el 26 de marzo

Además de esta cifra de inscritos, las píldoras formativas suman 12.535 reproducciones en redes sociales, por lo que el alcance total asciende a 30.666 personas 

El decano, Francisco Javier Lara, explica que en este tiempo ha sido necesario adaptar las estructuras organizativas, técnicas y humanas de la Corporación

(Comunicación Colegio Abogados Málaga) Un total de 18.131 profesionales han participado en las acciones formativas del Colegio de Abogados de Málaga desde el 26 de marzo. La Corporación colegial decidió suspender las actividades el 11 de marzo, antes que entrara en vigor el estado de alarma, y quince días después las reactivó adaptándolas a la nueva situación y utilizando distintas herramientas digitales.

En este periodo, el Centro de Formación del Colegio de Abogados de Málaga ha programado una serie de actividades que suman 18.131 alumnos: 432 inscritos en el ciclo ‘#AprendemosDesdeCasa’; 17.406 inscritos en los talleres online y webinars, tanto en directo como en diferido; 114 en las ‘píldoras formativas’ a través del campus virtual; 151 estudiantes del Máster Universitario en Abogacía y 28 alumnos en otros cursos. Cabe destacar que las ‘píldoras formativas’ han tenido además un total de 12.535 visualizaciones en redes sociales, por lo que el alcance total ascendería a 30.666 personas.

El decano, Francisco Javier Lara, ha destacado la importancia de la formación continua y de calidad para que los letrados puedan ofrecer un servicio de calidad a los ciudadanos, por lo que se ha mostrado muy satisfecho de la respuesta de los colegiados al esfuerzo realizado por el departamento de formación colegial en estos meses, con el diputado José Manuel Conejo al frente.

Lara ha explicado que en este tiempo ha sido necesario adaptar las estructuras organizativas, técnicas y humanas del Colegio para que todos los departamentos hayan seguido trabajando sin interrupción, apostando por las tecnologías, la cultura digital y, en muchos casos, por el teletrabajo.

“En realidad, todo este proceso ha resultado más sencillo porque entronca con la estrategia de conciliación que hemos venido desarrollando en los últimos años gracias al empuje de la vicedecana, Inmaculada Atencia, hasta el punto de que hemos conseguido el certificado como Entidad Familiarmente Responsable que otorga la fundación Másfamilia”, ha apuntado el decano.

Dentro de las actividades enmarcadas en la iniciativa online ‘#AprendemosDesdeCasa’ hay a disposición de los letrados un total de siete cursos sobre materias relacionadas, por ejemplo, con los derechos humanos, violencia de género, protección de datos o propiedad horizontal y arrendamientos urbanos.

En cuanto a las ‘píldoras formativas’, hasta el momento hay 13, desarrolladas por las secciones de Consumo, Derecho y Bienestar Animal, Diversidad Funcional, Familia, Mediación, Penal, Mercantil, Propiedad Horizontal y Arrendamientos Urbanos, Procesal y Derecho Digital e Innovación y Gestión de Despachos; la subcomisión de Penitenciario y el Tribunal Arbitral de Málaga.

Respecto a los talleres online y webinars, se han desarrollado un total de 37, sobre asuntos tan diversos como el teletrabajo, la seguridad informática, ERTEs, plazos administrativos, menores, penitenciario, la ley de ocupación ilegal o las tarjetas revolving.

El Colegio de Abogados de Málaga, al margen de las actividades mencionadas, continúa con algunas acciones formativas que comenzaron antes de la declaración del estado de alarma, como el Máster Universitario en Abogacía, el primer Curso de Derecho y Tecnología o los Talleres de Inglés, que suman más de 180 alumnos que siguen formándose en el entorno virtual de la Corporación.

Print Friendly, PDF & Email