Ritual facial imperial

Consejos para tener un buen hábito facial.

El ritmo de vida que llevamos, muchas veces nos hace tener una rutina, donde todo lo que hacemos es de una forma inconsciente, repetitiva y por lo general, bastante aburrida. Por eso nosotros hablamos de elaborar un hábito, poner atención en lo que hacemos, disfrutar del proceso, con consciencia y, sobre todo, sabiendo que lo que estamos haciendo nos proporcionará un beneficio positivo.

A veces surgen muchas dudas de qué producto emplear, cuál es su orden correcto, la forma de aplicarlo, etc…. Antes de nada, tenemos que saber tres cosas importantes:

El tipo de piel, el tipo de cosmético y el efecto que quiero conseguir.

  • Para determinar vuestro tipo de piel podéis acudir a un esteticista de confianza o profesional del sector.
  • En cuanto al tipo de cosmética a elegir, nuestra elección será la natural, libre de agentes tóxicos y parabenos.
  • Por último, debéis tener claro que efecto queréis conseguir en cuanto a hidratación, firmeza, eliminación de manchas, etc…..

Cuando estos tres puntos los tengamos bien establecidos, comenzaremos a elaborar un buen hábito facial de día y de noche.

Durante el día nuestra piel ejerce un efecto protector, tiende a defenderse de las agresiones externas. Para ello, necesitamos tener claros cuatro pasos en nuestro día a día – Limpieza, Tonificación, Hidratación y Protección.

Para la limpieza elegiremos, según nuestro tipo de piel, Leche Limpiadora (piel seca) o Gel Limpiador (mixta). Tras este paso usaríamos el Tónico Facial para reequilibrar el pH natural de la piel. Después, aplicaremos el Serum y el Contorno de Ojos, posteriormente la Crema Hidratante, y, por último, el Protector Solar físico.

Por la noche, el hábito facial es diferente. Es el momento donde me relajo, buscamos un poco de paz en nuestro interior, preparamos nuestro ritual facial, encendemos una vela, quemamos un incienso y buscamos un lugar cómodo donde poder dedicarnos un momento mágico.

Este ritual facial lo vamos a comenzar por la doble limpieza, utilizando unas gotas de Aceite Facial Imperial, masajeándonos el rostro de una forma suave y delicada, arrastrando toda la suciedad que mi piel acumula a lo largo del día. Después, usaremos nuestro producto de limpieza habitual, Leche o Gel. Tras la limpieza aplicaremos el Tónico, después el Contorno de Ojos y finalmente el Serum.

Debemos recordaros que todas las noches os realicéis un masaje facial para potenciar los efectos de vuestros cosméticos.

En nuestra web www.akamebellezanatural.com podemos enseñaros a practicar los pasos de este masaje facial reafirmante y antiarrugas. Disponemos también de un servicio gratuito de asesoramiento de belleza, donde os realizamos un hábito facial totalmente personalizado según vuestro tipo de piel y forma de vida.

Print Friendly, PDF & Email