¿Cómo elegir una desbrozadora?

Las desbrozadoras, también conocidas como desmalezadoras, orilladoras o bordeadoras, son prácticas herramientas muy comunes en jardinería. Se emplean para acabar con las malas hierbas y para perfilar aquellos lugares en los que un simple cortacésped no puede hacer nada. Permite tratar tanto los bordes, como las esquinas, con suma facilidad.

Si quieres comprar una desbrozadora, una vez que te pongas a comprar diferentes opciones, te darás cuenta de que hay tantos modelos que tomar una decisión no es nada fácil.

Para ayudarte a tomar una decisión, te hemos preparado esta guía de compra con los criterios que debes estudiar:

Guía de compra: Criterios a sopesar para comprar una buena desbrozadora

Tipos de desbrozadoras

Existen 2 grandes tipos de desbrozadoras:

  • Desbrozadora de gasolina: Es aquel tipo que está disponible para un uso continuado, para darle un uso intensivo en donde se necesite una potencia superior. Sin embargo, no son recomendadas para iniciados, ya que requieren de un mantenimiento más elevado y el coste de combustible se nos puede disparar.
  • Desbrozadora eléctrica: Las desbrozadoras eléctricas suelen funcionar con batería. Son más ligeras fáciles de utilizar, pero ni tienen la potencia ni el mismo rendimiento que las anteriores.

Superficie a cubrir

Otro criterio que habrá que estudiar es la superficie a cubrir. No utilizaremos el mismo modelo de desbrozadora si queremos cubrir un terreno de 500m2 que uno de 20m^2.

Si la zona a cubrir es reducida, el tipo de desbrozadora más recomendado es uno eléctrico que funcione a batería.

¿Multifunción?

Algunos modelos incluyen diferentes accesorios y elementos que nos permiten hacer un sinfín de tareas: además de la función de desbrozadora, también podría tener función de cortasetos o de podadora. Sería una inversión muy interesante, ya que es como tener muchas herramientas en la misma.

Dependiendo del uso que le vayas a dar, quizá te interese invertir en una desbrozadora multifunción.

Recambios

Las desbrozadoras requieren de un cierto mantenimiento. Por mucho que las cuidemos, con el paso del tiempo, tendremos que comprar una serie de recambios.

Por esto es tan importante informarse de si hay recambios disponibles, de si son fáciles de encontrar y del coste de los mismos. Si te van a salir más caros que comprar una desbrozadora, no valdrá mucho la pena comprar ese modelo.

Garantías

Apuesta por un modelo que forme parte del catálogo de una buena marca. Así se reducirá la posibilidad de que algo falle, pero si ocurriese algo, tendremos todas las garantías de la marca  y nos darán una solución inmediata.

Infórmate del tiempo de garantía que te ofrece la marca: legalmente, el tiempo de garantía es de 2 años en cualquier aparato en España. Infórmate de si ese modelo tiene una garantía más elevada, o si se puede extender pagando algún suplemento.

Teniendo en cuenta la importancia que tiene el hecho de comprar una buena desbrozadora, te recomendamos que te tomes tu tiempo antes de tomar una decisión. Así tendrás claro que has acertado con tu elección.

Print Friendly, PDF & Email