El Gobierno andaluz impulsa un plan para tener  las playas más seguras de España

La delegada del Gobierno, Patricia Navarro, destaca que se creará un Catálogo de Playas con información actualizada sobre seguridad y servicios del litoral

(Prensa Junta Andalucía) La delegada del Gobierno andaluz, Patricia Navarro, ha informado hoy que la Junta de Andalucía ha impulsado un plan para que Málaga y la comunidad andaluza tengan, a todos los niveles, las playas más seguras de España.

En una rueda de prensa telemática desde la Delegación del Gobierno, Patricia Navarro ha incidido en que el Ejecutivo de Juanma Moreno está trabajando en una serie de medidas muy importantes para reactivar cuanto antes la economía de la provincia de Málaga, con especial atención al sector turístico, al que ha considerado como el más pujante.

“Nuestro sector turístico tiene como una de las materias primas fundamentales nuestras playas, que son nuestro escaparte turístico, y por ello hemos diseñado un plan para que sean aún más seguras, para que sean las más seguras de España a todos los niveles”.

En este sentido, ha señalado que la Consejería de la Presidencia ha aprobado ya un decreto por el que se establecen medidas urgentes y extraordinarias relativas a la seguridad en el litoral. Patricia Navarro ha explicado que el nuevo Gobierno andaluz se encontró al inicio del mandato con que el decreto de seguridad sobre playas existente en Andalucía databa de 1972 y “por eso nos marcamos como prioridad un nuevo decreto que se adaptara a los nuevos tiempos, porque nada tienen que ver las condiciones actuales con las de hace casi 50 años”.

Una de las medidas más novedosas incluidas en el nuevo decreto es la creación de un Catálogo de Playas, que se podrá consultar en la página de la Junta de Andalucía y que estará actualizado a diario.

Este catálogo establecerá una clasificación de las playas en función de su riesgo (prohibidas, peligrosas o libres), por provincias y municipios, así como ofrecerá los servicios de los que disponen (duchas, aseos, vestuarios…).

La delegada del Gobierno ha explicado también que el catálogo contará con un código de identificación para las playas, a través del cual se podrá acceder a sus datos de geolocalización, de longitud y anchura media, así como a la afluencia de personas en las fechas de máximo uso anual.

El Catálogo recogerá otros aspectos destacados como la carga poblacional, las características físicas de acceso y entorno, el estado habitual del mar, y la disponibilidad de servicio de salvamento, determinando los recursos humanos y materiales disponibles.

Para ello el Gobierno andaluz ha previsto 10,5 millones de euros que contribuirán a la mejora de las playas, de los que 5 millones irán destinados a proveer a los ayuntamientos de recursos y materiales para que se refuerce la seguridad de las zonas de baño costeras de cada municipio. Así, se ha previsto la adquisición de lanchas zodiac, motos acuáticas, ‘pickaps’ y torretas para la vigilancia.

“Se trata de ser la costa más segura –ha apuntado Navarro- y dejar atrás altas cifras de ahogamiento que se registran anualmente en las playas andaluzas, superando incluso a las muertes por accidentes de tráfico”. Según los datos del Servicio de Emergencias 112, en la provincia de Málaga se produjeron el año pasado 27 muertes por ahogamiento, casi la mitad de las ocurridas en la comunidad autónoma por este motivo.

Este Decreto-Ley de Seguridad e Higiene en las playas ha sido aprovechado por el Gobierno andaluz para incluir medidas específicas sobre las recomendaciones hechas por el Ejecutivo central ante la alerta sanitaria por Covid19 y dirigidas al uso de zonas de baño, especialmente de cara al verano.

Con el fin de controlar y reforzar el cumplimiento de essas directrices, encaminadas a evigtar contagios por coronavirus en las playas, la delegada de la Junta en Málaga ha destacado la aprobación de una inversión de 24 millones de euros para un plan de empleo que permitirá la contratación de 3.000 vigilantes de las playas andaluzas, que ayudarán en esas tareas a los cuerpos de seguridad.

“Hemos pedido que al menos un tercio de esa cifra vengan a la provincia de Málaga, dado el alto número de playas y la gran afluencia turística con que contamos”, ha precisado la delegada, quien ha añadido que la actividad de estos vigilantes se desarrollará previsiblemente entre el 15 de junio y el 15 de septiembre.

Reactivación de la actividad económica de Málaga

Patricia Navarro ha señalado que el Gobierno andaluz “ha sido empático” con el sector turístico de la provincia, trabajando en la adopción de medidas “que nos permitan recuperar cuanto antes la actividad económica y la normalidad”, indicando que “estamos ahora en un punto de inflexión en el que nos estamos jugando poder recuperar una parte del empleo y de la economía que se han visto afectados por la covid-19”.

Sobre este aspecto, ha resaltado que ayer mismo el Consejo de Gobierno aprobó un decreto que autoriza a los ayuntamientos, con carácter temporal y mientras persista la situación de alerta sanitaria, y, en todo caso, hasta el 31  de octubre de 2020, a ampliar en una hora, hasta las 3.00 de la madrugada, el horario máximo de cierre de los establecimientos de hostelería y de terrazas y veladores.

Además, estos establecimientos podrán abrir ya en Fase 2 con un 50% de aforo.

Pase de Málaga a la fase 2

Para que esa recuperación se produzca cuanto antes, Patricia Navarro ha vuelto a pedir el pase inmediato de la provincia de Málaga a la fase 2 de la desescalada, dado que a la provincia le acompañan los datos sanitarios necesarios.

Según ha mantenido la delegada, el Gobierno de España ha colocado a Málaga y Granada “en un plano de segunda división” al impedirles el pase a la fase 2 y ha asegurado que teniendo en cuenta la tasa de incidencia y las recuperaciones, Málaga está en mejor situación que la media andaluza y de muchas provincias y comunidades autónomas españolas.

“No entendemos que Málaga deba seguir teniendo restricciones y no poder recuperar la confianza de los ciudadanos, máxime cuando el portavoz del Gobierno de España ya ha dicho que no hace falta que se cumplan dos semanas para los cambios de fase, por lo que volvemos a pedir que cuanto antes Málaga y Granada accedan a la fase 2”.

Durante su intervención, y antes de unirse al minuto de silencio previsto por el decreto de luto nacional, Patricia Navarro también ha mostrado su pésame y apoyo a las familias de las 283 personas fallecidas por coronavirus en la provincia de Málaga, y ha trasladado el agradecimiento del Gobierno andaluz a todos los profesionales sanitarios y de los servicios esenciales “que se han dejado la piel, y en algunos casos hasta la vida” durante la pandemia.

Igualmente ha expresado su gratitud a los empleados públicos de la Junta de Andalucía que han trabajado sin descanso durante el confinamiento, especialmente a los empleados del Servicio de Empleo, que han tramitado más de 24.000 solicitudes de ERTE en la provincia, resueltas ya al cien por cien.

Print Friendly, PDF & Email