Coronavirus y gasto en armas

(Jesús Antonio Fernández Olmedo) Tenemos que repensar hoy hasta el concepto de seguridad , la seguridad debería ser proporcionar alimentos, agua, que ya es escasa, un medio ambiente limpio y, como máxima prioridad, cuidar la salud de las personas. Para lograr la seguridad humana necesitamos desarrollar estrategias, hacer preparativos, planificar y crear reservas.

Esto debería ser responsabilidad de los líderes nacionales y líderes en todos los niveles. En los últimos cinco años, todo lo que hemos estado escuchando es hablar sobre armas, misiles y ataques aéreos. Pero, ¿no está claro ahora que las guerras y la carrera armamentista no pueden resolver los problemas globales de hoy? ¡La guerra es una derrota, un fracaso de la política! Esta tragedia común nos ha recordado la inutilidad de tratar de escondernos y sentarnos, ignorando las amenazas que enfrentamos. ¡En el mundo de hoy, nadie puede esperar esconderse! Centrarse en satisfacer las necesidades humanas y tener una reverencia por la vida son los cimientos de la seguridad humana.

Los gastos militares excesivos en realidad engendran inseguridad. Dos áreas donde los fondos deben ser canalizados por la comunidad internacional son la educación y la salud, invertir en la investigación científica debe ser un pilar fundamental en ese sentido, evitamos al fuga de cerebros y nos preparamos para posibles virus a futuro paro con unas buenas bases de protección del conjunto total de la población. Esta es otra de las lecciones que podríamos aprender del virus.

Print Friendly, PDF & Email