El dispositivo municipal por las fuertes lluvias vuelve a exhibir una gran efectividad en Alhaurín de la Torre

Las precipitaciones dejan en Alhaurín de la Torre 90 litros por metro cuadrado desde las 0 horas hasta mediodía

El Plan de Emergencias, activado desde la medianoche, ha actuado en diversos puntos de la periferia, cuyas infraestructuras han respondido correctamente

El paso de Zamorilla por el arroyo del Valle, cortado

Anoche fue activado el Plan Municipal de Emergencias de Alhaurín de la Torre, debido al comienzo de la alerta naranja de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para nuestra comarca y parte de la provincia por fuertes lluvias y viento. El dispositivo del Ayuntamiento, compuesto por Policía Local, Protección Civil, Servicios Operativos y Bomberos, con el apoyo también de la Guardia Civil, ha exhibido una gran efectividad durante toda la madrugada y la mañana de hoy martes. Las infraestructuras hidráulicas emprendidas en los últimos años y meses han respondido muy positivamente y la rápida actuación de los efectivos han podido atender las incidencias surgidas con rapidez y eficiencia. Como es habitual en estos periodos de fuerte lluvia, el paso de Zamorilla sobre el arroyo del Valle tuvo que ser cortado, debido a que la crecida del caudal invadió la calzada. Este trazado que une El Romeral-Torrealquería con el casco urbano sigue cortado de momento para evitar males mayores.

Desde anoche, los efectivos de seguridad han patrullado por todos los puntos sensibles, especialmente en las barriadas rurales, y han tenido que achicar balsas de agua en algunos carriles anegados junto con  los operarios de los SS. OO.  Se ha dado el caso de que algunos empleados de la residencia de mayores de Mestanza no pudieron acceder a su puesto de trabajo debido a que sus coches no podían transitar por el acceso, lo que hizo que Protección Civil enviara un todoterreno a fin de poder acercarles al recinto, pero no hubo que desalojar a ninguna persona ni se produjo ningún otro problema.

El alcalde, Joaquín Villanova, junto con el concejal de Servicios Operativos, Prudencio J. Ruiz, ha visitado varios puntos del extrarradio del municipio para comprobar los posibles daños, ver cómo ha respondido la infraestructura y analizar dónde se debe mejorar. El regidor ha destacado que los últimos areneros habilitados en zonas de desagüe han funcionado, aunque el agua caída “nos exige realizar labores de limpieza y mantenimiento”. En la calle Alozaina de Pinos de Alhaurín va a ser necesario construir un muro de escolleras en los bordes del arroyo que la atraviesa, a fin de habilitar un arenero que recoja todas las piedras y restos de arena arrastrada en épocas de tromba de agua y que se sedimentan en la avenida. Se trata de una actuación preventiva que ha anunciado in situ el propio Villanova.

El alcalde asegura que este tipo de obras preventivas, muchas de las cuales ya se habían abordado hace unos meses, con una fuerte inversión, permite que no haya desperfectos graves. “Cuando llueve es cuando tenemos que salir a comprobar los puntos débiles para su corrección inmediata”, agrega.

También se han detectado algunos daños en la carretera de acceso a las plantas mineras, aunque la reciente construcción de areneros en la parte baja del curso del arroyo y de la carretera cerca de la travesía urbana y barriada Viñagrande y urbanización el Alamillo alto, ha evitado que se llenen de lodo, arenas, piedras y polvo. No obstante, en la zona alta, cerca de las canteras, “ese problema sigue existiendo por falta de inversión y limpieza por parte de las empresas, y eso vamos a exigírselo”.

Print Friendly, PDF & Email