Álora le planta cara al Coronavirus

Ayuntamiento y vecinos se unen en la batalla contra el Virus

Álora llena de vida es la marca promocional de este pueblo turístico, salida del popular caminito del Rey. Hace unas semanas, nada parecía vislumbrar el panorama al que hoy se enfrentan sus vecinos.

El ajetreo diario del municipio, que da lugar a su marca promocional, y el ir y venir de turistas que se apresuran en conocer el último rincón de la localidad ha dado paso a un silencio sepulcral.

Álora, como el  resto de municipios de nuestra Provincia, se esfuerza en dar cumplimiento a las directrices sanitarias y se ha encerrado en sí misma como quien huye del enemigo más peligroso y amenazador.

Con este panorama, su alcalde, Francisco Martínez, quien aún no ha cumplido su primer año de legislatura, nos relata cómo está afrontando la situación.

“Cuando mis concejales y yo mismo decidimos presentarnos a las elecciones municipales, no podíamos ni imaginar que íbamos a vivir una situación similar. Nuestras prioridades han cambiado por completo. Nos centramos en ayudar a nuestros vecinos en todo aquello que podemos y, por supuesto, en velar por su seguridad y bienestar. Ahora lo prioritario es cubrir necesidades básicas”.

Pero en situaciones tan extraordinarias como la que estamos viviendo, nuestra sociedad deja ver lo mejor de sí misma. Los aplausos de las ocho de la tarde. Personal sanitario, cajeros de supermercado, transportistas y un sinfín de profesionales que a diario arriesgan su salud y con profesionalidad y responsabilidad afrontan la jornada.

También en los pequeños pueblos esta situación extrema ocasiona que aquellos vecinos que se saludaban cortésmente hoy se preocupen los unos de los otros y la colaboración vecinal y la solidaridad estén más vigentes que nunca.

Muestra de ello, ocurre en la localidad aloreña donde sus vecinos se dedican a coser mascarillas y batas que puedan servir de protección a los trabajadores del centro de salud, residencias o policía local.

Además, Ayuntamiento y vecinos colaboran juntos con la desinfección de calles y plazas del municipio. Y Protección Civil transporta las compras a los mayores que viven solo o están en situación de riesgo. Los vecinos cuidan unos de otros. En este sentido, el Ayuntamiento ha iniciado una campaña de fomento del comercio local que lleva a cabo el servicio de reparto a domicilio.

Desde el consistorio se han puesto en marcha varias medidas que vienen a hacer más fácil estos días de confinamiento. El Ayuntamiento de Álora fue el primero en la provincia que anunció una bajada de impuestos. Su alcalde incide en que “teníamos claro que debíamos ayudar dentro de nuestras posibilidades. Por ello, lo primero que hicimos fue algo que era más que justo; eliminar las tasas de agua y basura a estos empresarios. También, hemos habilitado un número de teléfono, con la ayuda del CADE de Álora, para atender a todos las personas autónomas y trabajadores e informarlos de las ayudas existentes y los requisitos que tienen que cumplir; ERTES, prestaciones extraordinarias, etc.”

Además, este Ayuntamiento ha puesto en marcha otro tipo de iniciativas para ayudar a los vecinos que ven como las oficinas a las que tienen que acudir están cerradas a cal y canto y la única vía para hacer gestiones es la telemática. Martínez, el alcalde, afirma que “muchos de nuestros vecinos no tienen en casa los recursos informáticos necesarios. Por lo que no pueden solicitar el paro o sacarse la tarjeta de demandante de empleo. Por ello, desde el Ayuntamiento, vía telefónica, le ayudamos y les hacemos las gestiones con la oficina de empleo”

Otra de las decisiones que ha tomado el consistorio ha sido la puesta en marcha de una Oficina de Intermediación Hipotecaria. Desde el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento, asesoran a los vecinos que quieran solicitar la moratoria de sus hipotecas de acuerdo con el Decreto aprobado por el Gobierno de España.

Sin duda, los alcaldes representan las administraciones más cercanas a la ciudadanía. Y en esta crisis sanitaria, como en muchas otras, siempre están en primera fila. Martínez insiste en que “estamos muy preocupados con la situación actual, pero con un ojo puesto sobre lo que tenemos que afrontar cuando pase el encierro. Sin embargo, me siento convencido de que somos un pueblo de gente luchadora que sabrá salir reforzado de esta crisis”.

Print Friendly, PDF & Email