Libres y sobrias

(Susana López Chicón) Ni solas y mucho menos borrachas quisiera que volvieran mis hijas a casa… Pero si acompañadas de amig@s, de gente que las aprecie, que puedan hacerle el favor de acercarlas a la puerta y no dejarlas tiradas en mitad de una calle oscura a la salida de una discoteca,  y que lo hagan por cariño, por camaradería, y en nombre de la amistad que es la encargada de estas acciones y estos detalles compartidos…. Y si vuelven solas que vuelvan libres con la seguridad de que tras las  calles no van a encontrarse un mal nacido que se crea con el derecho de violentarlas o agredirlas por el hecho de ser mujeres… Por el hecho de pensarlas débiles…
Las quiero seguras, sociales, felices, confiadas, maduras y responsables con la suficiente alegría para disfrutar de una copa pero con la sificiente madurez de no verlas tiradas en el suelo sufriendo embriaguez… No quiero que nadie ponga su sucias manos en ellas ni unos ni otros, ni siquiera los políticos que tras un slogan como este, están ensuciando su juventud valorando que la borrachera es menos seria o más consentida… Dan el beneplácito al alcohol sin pensar en la gravedad del mismo y los padres que tras los cristales esperamos la llegada de nuestras hijas con la inquietud que provoca la paternidad, debemos dar gracias si llega como una cuba porque no ha sido violada ni agredida y ha llegado a salvo.

Con que desfachatez intentan inculcar que es más lícito decir que alcoholizada será mejor mujer, con más derechos, más reivindicativa y más luchadora.. Quizás con la conciencia perdida y alterada puedan defenderse más como personas según pretenden  estos politicuchos del tres al cuarto, pero No… Borrachas no… ..

Yo quiero a mis hijas serenas,  sabías, precavidas, con  todo su juicio atento y con los cinco sentidos alertas porque frente a tanto  desquiciado, sus armas deben ser sus derechos y libertades, unas leyes justas y una educación basada en la igualdad con penas duras y perpetuas para los maltratadores y mientras la Sociedad no consiga estos fines Yo quiero a mis hijas reivindicando su condición de mujeres de pie luchando y no tumbadas ebrias en el suelo…
Print Friendly, PDF & Email