Un particular dona a la biblioteca un documento histórico sobre el funcionamiento interno del Sanatorio Marítimo

El reglamento fue recuperado por el sacerdote e investigador Rafael Gómez Marín y ha sido entregado por su sobrino Manuel Illán

(Prensa Ayto Torremolinos) La Biblioteca del Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso ha recibido como donación el ‘Reglamento de funcionamiento interno del Sanatorio Marítimo’, un documento histórico datado entre 1924 y 1925 en el que se recogen las reglas internas que debían regir la institución.

El concejal de Cultura, David Tejeiro, ha sido el encargado de recoger el escrito mecanografiado señalando su importancia “para el archivo local y para el Ayuntamiento, ya que en Torremolinos tenemos mucha Historia pero poca constancia documental de la misma en nuestras instalaciones”.

El edil ha agradecido el gesto realizado por Manuel Illán “porque pasito a pasito y gracias a ciudadanos como el, podemos ir recuperando pedazos de esa historia”. La biblioteca se hará cargo de su digitalización y conservación, “un trabajo que nos va a permitir exponerlo de manera pública y ponerlo a disposición de todas las personas que quieran consultarlo, algo que recomiendo porque realmente es muy interesante”, ha expresado Tejeiro.

El documento fue rescatado “muy probablemente de algún mercadillo” por Rafael Gómez Marín, sacerdote, escritor, investigador y tío de Manuel Illán. “El me pidió que lo donara a Torremolinos para que lo custodiara una institución pública y todas las personas interesadas pudieran, consultarlo, verlo y curiosearlo”, ha manifestado Illán.

Su hallazgo se debe a la investigación que estaba realizando este sacerdote vinculado con el municipio, que trataba de hallar evidencias de la relación del prestigioso ginecólogo malagueño José Gálvez Ginachero con el Hospital Marítimo, “ya que sostenía que podía haber sido su impulsor”. En su búsqueda no halló pruebas directas de ello, “pero sí indirectas y es el caso de este documento”.

Illán también ha agradecido de manera directa al concejal su disposición para aceptarlo en el archivo de la biblioteca y ha invitado a “todas las personas curiosas a leerlo porque realmente es muy particular”.

Estará a disposición de todos y todas las torremolinenses en unas semanas “con las medidas de seguridad y conservación oportunas” y sobre todo, con la “información sobre todo lo relativo a la donación como quién lo hizo y por qué”, ha explicado Noemí Fernández, bibliotecaria del Centro Cultural.

Print Friendly, PDF & Email