Desayuno de confluencias, una jornada para inserción social y laboral

(Prensa Asociación de Quesos de Málaga) La Asociación de Quesos de Málaga, a través de su proyecto Plan Fermenta, ha organizado la jornada “Desayuno de Confluencias”, una puesta en común de proyectos de inserción social y laboral de personas con diversidad funcional con las asociaciones Fundatul y Afenes. El evento ha tenido lugar en la Quesería La Hortelana de Coín, uno de los centros colaboradores en proyectos de integración social.


Plan Fermenta, programa desarrollado por la Asociación de Quesos de Málaga, ha organizado en la quesería La Hortelana de Coín, el encuentro ‘Desayuno de confluencias’ con las asociaciones Fundatul y Afenes. La jornada ha servido como punto de encuentro y puesta en común de los proyectos de inserción social y laboral de personas con diversidad funcional que realizan estas asociaciones y que están financiados y promovidos por la Diputación de Málaga, La Noria y Fundación La Caixa.
Durante el encuentro los usuarios del Plan Fermentan han realizado una visita guiada a la quesería La Hortelana, donde ejecutan parte de sus actividades, para mostrar a Fundatul y Afenes su actividad en el sector quesero y las posibilidades que se ofrecen. En este sentido, Patricia Solis Santos, terapeuta ocupacional del Plan Fermenta ha explicado que se trataba de “conocer sus actividades y que ellos conociesen las nuestras para colaborar desde la experiencia”.
Afenes, la Asociación de Familiares y Personas con Problemas de Salud Mental, ha explicado su proyecto de innovación social “Curso de Iniciación a la impresión 3D” y han aprovechado la visita para conocer el proceso de fabricación del queso, con el objetivo de diseñar y fabricar, mediante la impresión en 3D, instrumentos específicos para que personas con movilidad reducida puedan trabajar en las queserías con mayor facilidad y eficacia. En este sentido, Alejandro Atienza Navarro, técnico de Afenes, ha comentado la ilusión que tienen de colaborar con la Asociación Quesos de Málaga ya que “con la información y el material que nos han facilitado en la quesería La Hortelana, podremos hacer un prototipo que mejorará la calidad de vida de las personas con problemas de movilidad en el este entorno laboral”

Por su parte, Fundatul, una fundación tutelar y de asistencia personal, ha presentado su programa ‘Igualdad, Cualificación y Diversidad en la Sierra’, un programa que fomenta la formación y capacitación de mujeres con diversidad funcional para su inserción en el mercado laboral. “Se trata de que conozcan una nueva actividad y un nuevo lugar donde puedan aprender una profesión. Si la actividad laboral que tenemos a mano es una fábrica de quesos, por supuesto, hay que aprovecharla” ha comentado Lola Alcántara Fernández, representante de Fundatul.
Una jornada de colaboración y sinergia entre estas tres asociaciones en la que la inserción social de personas con diversidad funcional ha sido la verdadera protagonista.

Print Friendly, PDF & Email