Adelante exige a Aguirre que se tome en serio la Salud Mental y aumente las plazas de profesionales especializados

Critican que los pacientes en Andalucía estén discriminados con respecto a otros territorios.

Las enfermeras de esta rama se quejan de la falta de salidas profesionales en la Comunidad Autónoma.

(Nota de Prensa Adelante) Adelante Andalucía ha denunciado la situación que sufre la Salud Mental dentro del SAS. En concreto, la parlamentaria Vanessa García ha anunciado que van a preguntar al consejero del ramo, Jesús Aguirre, “si van a dotar y se van a sacar todas las plazas de enfermeros especialistas que se necesitan o si va a seguir tratando a la Salud Mental como la hermana pobre de la sanidad andaluza”. En este sentido, se ha referido a la falta de especialistas en enfermería de Salud Mental del a que adolece el sistema público andaluz de salud, ya ha recalcado que existe una relación directa entre una mayor cualificación de las enfermeras y los resultados positivos en la salud de los pacientes.

En este sentido, Juan Carrillo de CGT Sanidad ha puesto de relieve que la “Salud Mental siempre ha sido la gran olvidada del sistema sanitario”, y que siempre ha estado infradotada de recursos y de personal. “Ahora, con muchos años de retraso, está implantando el reconocimiento de la categoría profesional de especialista en Salud Mental, pero lo está haciendo de una manera que sólo el 25% de los puestos va a ser atendido por especialistas, mientras que el resto, va a ser atendido por personal generalista”. En este sentido, Carrillo ha explicado que esto hace que la calidad de la atención disminuya considerablemente, y que hay que ir hacia el 100% de atención por especialistas en Salud Mental.

Por otro lado, Casta Quemado, de la Plataforma de Especialistas de Salud Mental de la provincia de Málaga, ha indicado que una de cada 4 personas va a sufrir un trastorno de este tipo a lo largo de su vida, y que es una de las prioridades de la Organización Mundial de la Salud. “Y, sin embargo, la implantación que se está llevando a cabo aquí en Andalucía no va en esta línea, sino que en las unidades hospitalarias los pacientes no tienen garantizada una atención especializada”, y ha explicado Quemado que esto provoca un agravio comparativo para los usuarios, porque dependiendo del lugar donde tengan su período de recuperación, son tratado de una forma diferente, dependiendo de la Comunidad Autónoma.

Asimismo, Marta García, residente de segundo año de Enfermería en Salud Mental, ha recalcado la falta de salidas laborales que tienen en Andalucía con respecto a otras comunidades autónomas: “El dinero que están empleando en formarnos a nosotros aquí en Andalucía se desperdicia porque nadie nos aprovecha, nos aprovechan en otras comunidades o en el extranjero”. Y también ha incidido en que “esto no es sólo de nosotros como profesionales que nos repercute, es que también repercute la población en general”. También ha hecho hincapié en la necesidad de la especialización para tratar a las personas que sufren una enfermedad mental, debido a su estigmatización y a su vulnerabilidad.

Print Friendly, PDF & Email