PSOE Torremolinos:Margarita del Cid pierde un juicio contra el Ayuntamiento y es condenada a pagar las costas

El pleno decidió durante la pasada legislatura revocar su nombramiento como representante en Mancomunidad por su protagonismo en un caso de acoso y la portavoz lo denunció sin éxito

(Prensa Ayto Torremolinos)  Margarita del Cid, portavoz del Partido Popular de Torremolinos, ha sido condenada a pagar las costas del juicio cuya sentencia daba la razón al Ayuntamiento de Torremolinos al no entender que existiese vulneración de sus derechos fundamentales, como denunció del Cid. Todo esto ocurrió tras la celebración de un pleno en el que el PSOE de Torremolinos, junto a otros concejales de la corporación, votaban a favor de la moción de IU que solicitaba su cese como representante de Torremolinos en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental por su protagonismo en un caso de acoso contra una empleada pública.

La sentencia, que ya es firme al no haber recurso interpuesto, deja claro que no existió vulneración alguna de sus derechos como concejala del pleno de la Corporación Municipal, por lo que la propuesta fue totalmente válida. En este caso, la mayoría de los ediles representados votaron a favor de la revocación de Margarita del Cid como representante del municipio en la mancomunidad, ya que ejercía la presidencia y “nadie que haya tenido una actitud humillatoria desde su posición como mandataria política merece representar a Torremolinos en ninguna instancia”, aseguran fuentes socialistas.

Del Cid, que protagonizó un caso de acoso contra una funcionaria municipal, fue la instructora de un expediente disciplinario contra la entonces secretaria general del consistorio, que se negó a realizar un informe favorable para la venta del agua del municipio, y por lo que fue suspendida de empleo y sueldo. Este proceso culminó en una sentencia favorable a la empleada pública, en el que el juez manifestaba que en el caso analizado “se había ejercido humillaciones y abusos contra la trabajadora”, expediente que fue instruido por la popular Margarita del Cid.