Restaurar muebles de madera está de moda

Cada hogar está formado por un conjunto de habitaciones, mobiliario y vivencias que le hace brillar con luz propia. La cocina, cuarto de baño, salón o los dormitorios. Cada uno de estos lugares de la casa recoge diferentes historias de vida vividas a lo largo de los años. El primer cumpleaños de los hijos, el sofá que compró mamá y que aún pervive a pesar del tiempo. O el mueble de madera que nos regalaron los abuelos, quizás a estas alturas, un poco antiguo y falto de una restauración, pero que, dado el valor sentimental, no queremos perderlo y se puede renovar.

¿Cómo restaurar muebles de madera?

A la hora de restaurar muebles de madera se debe tener en cuenta el carácter antiguo de las diferentes piezas. Además, a la hora de su restauración, se respetará la esencia y calidez de este tipo de mobiliario. Posteriormente, será emplear la creatividad y tiempo que cada persona tenga. A unas se les dará mejor y a otras no tan bien, aunque siguiendo estos pasos todo será más fácil.

Por lo cual, el sitio donde se vaya a ejecutar el trabajo debe ser espacioso y ajeno a la luz solar para así proteger la superficie del mueblo de agentes externos de todo tipo. Se procura trabajar cómodo y en un lugar amplio.

Ahora es el momento de limpiarlo. Se prepara el cubo de agua con jabón y paño en mano. Obviamente, habrá que emplearse a fondo en los sitios donde haya más suciedad. Otra herramienta que ayuda en esta fase, es un cepillo de dientes para las esquinas y molduras.

A veces, el mueble puede tener pintura o barniz. Por tanto, con una brocha se va suprimiendo tantas veces como haga falta. El objetivo es eliminar cualquier resto que quede. Después usamos la espátula y completamos una fase más.

Acto seguido, se procede al lijado. No hay que temer posibles efectos adversos en la madera. Si la técnica se hace de modo correcto no habrá problema alguno. Tras comprobar que el mueble está seco se pasa a la acción lijándolo. Posteriormente, con una brocha se retira el polvo.

Uno de los elementos más temidos en la restauración de muebles antiguos es la carcoma, larvas que llegan a agujerear y dañar la madera. La solución pasa por usar algún producto anti-carcoma. Y de nuevo se lija.

Finalmente, barnizar o pintar a gusto hasta cubrir a la perfección, dependiendo de la creatividad y gusto de cada persona. Y ese mueble de madera que regalaron los abuelos volverá a brillar de forma radiante.

Print Friendly, PDF & Email
loading...