El SAS realiza retinografías a más de 6.000 pacientes malagueños con diabetes en el último año para prevenir una posible ceguera

En estos meses, se han incorporado en toda Andalucía 48 nuevos retinógrafos a los centros sanitarios destinados a este programa de cribado

(Prensa Junta Andalucía) El Servicio Andaluz de Salud ha realizado, en lo que va de año, retinografías digitales a un total de 29.323 personas con diabetes con el fin de detectar precozmente la afectación del ojo por retinopatía diabética y evitar así una eventual ceguera cuando todavía pueden beneficiarse de un tratamiento. En Málaga han sido 6.119 los pacientes a los que se les ha practicado una retinografía durante 2019. En total, desde el inicio del programa en 2005, se han realizado 917.966 retinografías y se han detectado lesiones de retinopatía diabética en 54.257 personas con diabetes. En Málaga han sido 6.479 las lesiones de retinopatía diabética detectadas desde los inicios del programa.

 

Para el desarrollo del Programa de Detección Precoz de la Retinopatía Diabética, el SAS cuenta con equipos de retinografía digital en todos los distritos sanitarios y en los servicios de Endocrinología de los hospitales. El desarrollo de este programa conlleva una colaboración permanente entre profesionales de los distintos niveles tanto de Atención Primaria de Atención Hospitalaria. Así, el personal de enfermería de los centros de salud y de las Unidades de Endocrinología realizan las retinografías (se obtienen tres fotografías de cada fondo de ojo) y el médico de cribado (médico de familia o endocrinólogo) se encarga de interpretar los resultados y las imágenes consideradas patológicas o dudosas se transfieren al oftalmólogo de referencia.

Este oftalmólogo emite un informe al médico de cribado con el diagnóstico y, según lo que establezca dicho diagnóstico, el paciente será remitido a las consultas de oftalmología para un estudio más completo o la instauración del tratamiento. Además, se ha elaborado una aplicación informática para todo el proceso de registro de datos, almacenamiento de las fotografías y citaciones de los pacientes. Esta aplicación funciona en entorno web y se incorporará a la historia de salud digital.

 

48 nuevos retinógrafos en este año

En este año, se han incorporado 48 nuevos retinógrafos a los centros sanitarios que han supuesto una inversión de 960.000 euros. En total, Andalucía cuenta con 203 equipos. La distribución por provincias de los equipos de cribado existentes en Atención Primaria es la siguiente: Almería (19), Cádiz (30), Córdoba (15), Granada (23), Huelva (11), Jaén (38), Málaga (27) y Sevilla (28).

Diversos hospitales del sistema sanitario público de Andalucía cuentan además, en sus servicios de Endocrinología, con retinógrafos de cribado. Concretamente, hay instalados 12 retinógrafos.

Día Mundial de la Diabetes

 

En el marco del Día Mundial de la Diabetes que se celebrará mañana, el SAS destaca los resultados de este programa de cribado. La diabetes afecta actualmente a más de 664.000 andaluces, de los que 340.000 hombres y más de 324.000 son mujeres. El lema de celebración de esta jornada conmemorativa se centra en las familias y la necesidad de información y concienciación sobre los síntomas de la enfermedad: “Diabetes: Protege a tu Familia”.

Precisamente, desde el Plan Integral de Diabetes se han venido realizando múltiples actividades de formación para familiares, especialmente en el caso de menores.

 

Mejoras tecnológicas y nuevos tratamientos

Andalucía continúa avanzando además en la extensión de nuevos tratamientos. Así, en lo que va de año, un total de 2.922 menores de entre 4 y 18 años que padecen diabetes se benefician ya del sistema flash de monitorización de la glucosa, lo que tiene un impacto directo en su calidad de vida y la de sus familias y permite obtener una información más completa y continua del nivel de glucosa en sangre a lo largo del día.  En los menores de 4 años, en los que el uso del sistema flash no está validado, se ha incorporado en este año sensores continuos de glucosa autorizados en este rango de edad, con lo que toda la población pediátrica con diabetes mellitus tipo 1 tiene en la actualidad acceso a la monitorización.

El sistema flash se amplía este año a la población adulta con DM1 y se ha iniciado ya en dos grupos de pacientes especialmente vulnerables, como son las pacientes con diabetes tipo 1 gestantes y los pacientes con diabetes tipo 1 que presentan discapacidad visual o limitaciones funcionales graves.

En este trimestre, se identificarán los pacientes que sufren hipoglucemia de repetición (al menos cuatro veces a la semana o cuando tengan un 10% de los valores de lectura del glucómetro por debajo de 70 mg/dl tras realizar un promedio de 6 controles de glucemia capilar al día) para poder beneficiarse del sistema flash. Se estima que 6.000 pacientes con hipoglucemia de repetición podrán beneficiarse del nuevo sistema y unas 800 gestantes con diabetes al año.

La extensión al resto de población adulta se realizará de forma progresiva a lo largo del próximo año. Unas 30.000 personas adultas con diabetes tipo 1 podrán beneficiarse de este sistema.

Por su parte, el sistema combinado bomba-sensor beneficia ya a 191 personas. Este sistema permite medir continuamente el nivel de glucosa, mejorando el control de la glucemia y reduciendo las bajadas graves de azúcar o hipoglucemias en pacientes que ya portan bomba de insulina y que, a pesar de ello, tiene dificultades en su control. Se trata de un sistema de gran eficacia y seguridad tanto en población pediátrica como adulta con diabetes tipo 1, como ha quedado demostrado en distintos estudios de calidad. Llegará a beneficiar al 30% del total de pacientes que cuentan en la actualidad con bomba, que son niños y adultos muy vulnerables desde un punto de vista de salud.

La utilización de ambos dispositivos con eficacia y seguridad requiere de un proceso de formación a pacientes, familias y personas cuidadoras por parte de los profesionales sanitarios de los centros hospitalarios.

 

Reducción de complicaciones y mortalidad

Andalucía ha mejorado además los indicadores de salud en diabetes con un descenso de sus complicaciones y la mortalidad gracias a la atención integral a la diabetes. En los diez últimos años (2009-2018), ha habido una clara tendencia descendente en las tasas de ingresos por complicaciones hospitalarias sobre la población con diabetes para todas las complicaciones analizadas (cetoacidosis, descompensación hiperosmolar, amputaciones, ictus, infarto agudo de miocardio y complicaciones específicas de la diabetes). Estas tasas representan el riesgo que tiene una persona con diabetes de sufrir un ingreso por complicaciones de la enfermedad. Los descensos observados varían entre un 15% para las amputaciones y un 39% para las complicaciones específicas.

Investigación

En cuanto a investigación, los centros de la sanidad pública andaluza están desarrollando 46 proyectos de investigación competitivos y están activos 64 estudios clínicos, de los que 41 se trata de ensayos clínicos y 19 estudios observacionales, además de 4 investigaciones con producto sanitario. En los últimos 5 años, los investigadores de la sanidad pública andaluza han publicado más de 250 artículos científicos en revistas indexadas en los ‘Journal Citation Reports (JCR)’ relacionados con diabetes.

Print Friendly, PDF & Email
loading...