Valoración de los resultados electorales en España

(Guillermo Álvarez) Tras las elecciones, tal como le prometí a Salvador, director de Revista Lugar de Encuentro, ofrezco mi valoración de los resultados. Anuncié el desplome de ciudadanos hace más de un mes. Recuerdo el artículo: (https://www.revistalugardeencuentro.com/wp/2019/10/16/ciudadanos-en-blanco-y-negro/)

Hoy me gustaría decir que Ciudadanos, o mejor dicho el proyecto que defiende es necesario para España. El centro liberal, democrático y español se queda hueco sin su representación. Quizás el PP pretenda ocupar ese espacio necesario. No olvidemos que el centro es normalmente quien decanta los éxitos electorales y tras la debacle, por muchos factores enumerados y analizados en el artículo anterior, se ha quedado huérfano, sin padre ni madre. Prácticamente desaparecido, sin espacio y con serias dificultades para reencontrarse a sí mismo.

La dimisión de Albert Rivera dignifica, a su persona, no a su partido. Deberían dimitir los responsables, los guardias corps, que como decíamos en el artículo previo le evitaban llegar las noticias y le desconectaban del mundo actual, los palmeros que por su puesto (sillón) eran capaces de decir lo que quería escuchar, y no los que con ideas y sin tanto apego le decían los errores. Pero claro le cegaba su propia condición de líder, deben dimitir los Hervías, los Villegas y otros. Y los diferentes niveles, deben de seguirles los responsables de cada circunscripción, pero claro esto no tienen donde caerse. El otro partido nuevo que nación también al albor del 15 M no solo no ha crecido, sino que se ha amputado un brazo. Entre ambos hay algunas similitudes “líder supremo e incuestionable”.

La victoria, indiscutible de VOX, nadie podía pronosticar este éxito, es así y debe ser felicitado. Recuerdo que comentaba yo, que tanto Susana Díaz en la andaluzas como ahora Pedro Sánchez han avivado esta corriente, dándoles y alimentándoles, con numerosas llamadas y provocaciones, con el objetivo oculto de quitar votos de la derecha más cercana del PP, lo que han conseguido es que los miles de militantes de CS que en su día pensaron que Cs era el proyecto que acabarían con el nacionalismo excluyente, independentista, han visto ahora como emerge una fuerza más radical en cuanto a sus posicionamientos españolistas y ha buscado refugio abandonando al proyecto con el que navegaron en otros procesos. Y la división de los posibles votantes de derecha al radicalizarse han potenciado a Vox en detrimento lógicamente del hasta entonces representantes de todo el espectro de la derecha.Uno de los éxitos de José María Aznar, fue la reunificación actualmente desmantelada y potenciada entre otros por el PSOE.

Como segundo vencedor, si se pudiese establecer el ranking serían los nacionalismos tanto los independentistas intolerantes como los independentistas más tolerantes. Pero ambos con el común objetivo de romper la unidad de España, tanto los catalanes (ERC + JXC+ CUP) (23/22) como los vascos (PNV+ BILDU) (12 / 10)   han mejorado sus posiciones previas al 10N, también electores (TERUEL EXISTE, Partido regionalista de Cantabria, los canarios, Bloque gallego). Auguro que en las próximas muchas provincias montaran su propia candidatura alentadas por este éxito transitorio y no sabemos si rentable para sus electores.

Como verdaderos perdedores y a su vez las únicas opciones para la gobernabilidad de España son los dos grandes partidos PP (88 ) y PSOE (120). Ambos deben ser generosos y de una vez por todas pensar en España y no en sus ombligos y como decía nuestro alcalde D. Francisco de la Torre, “el PP debería de abstenerse” ( ya contestado. Que no.) Y facilitar que el PSOE formase gobierno. España lo necesita y mejor dejarles formar, que no obligarles, a pactos que solo nos llevarían al extremismo y al radicalidad, pues a cambio de que le darán sus apoyos.

Ya habrá tiempo de reivindicarse como líder de la oposición, miles de temas en los que discrepar, pero bajo ningún concepto España puede permitirse otra repetición electoral. Y mucho mejor para todos permitir un gobierno socialdemócrata que no esté impregnado ni de populismos ni independentistas y esto al PP le dará como rédito y credibilidad de su paso de la derecha rancia y radical al centro derecha liberal que su parlamentario por Málaga; Sr Montesinos defiende. No solo debe defenderse de palabras sino con los hechos.

El PSOE si quiere seguir defendiendo a las clases populares y obreras debe ser consciente que no hacer este tipo de pacto solo daría aire a los populistas de extrema izquierda o izquierda radical. Cada día con menos apoyos de 42 a 35+3 (38 ) como les gusta llamarse y a los nacionalistas.

Print Friendly, PDF & Email
loading...