Afrontar los miedos infantiles

Marta González. Psicóloga.

Son muchos los niños que presentan algún tipo de miedo o varios durante la infancia. En este artículo vamos a conocer cuáles son los miedos principales según cada etapa evolutiva para pasar posteriormente a explicar cuáles son los métodos o técnicas que podemos utilizar para superarlos.

Hay algunos miedos que son evolutivos, es decir, son una emoción que surge con el propósito de preservar el desarrollo infantil, ya que son necesarios para la supervivencia de la especie, por ejemplo, procuran que el niño no se vaya con un desconocido, que tema animales peligrosos o se aleje a calles oscuras. Estos tipos de miedo funcionan de forma adecuada, incluso los adultos podemos sentirlos de vez en cuando, y nos prepara para huir o escapar, y una vez que la situación o estímulo peligroso ha desaparecido, podemos volver a un estado de calma; sin embargo, nos surge un problema cuando presentamos este tipo de emoción hacia estímulos o situaciones que no deberían ponernos en alerta o lo hace durante demasiado tiempo.

En la tabla, se puede observar cuáles son los miedos más comunes dependiendo de la edad de los niños/adolescentes. La mayoría de las veces se trata de algo temporal y suelen ir remitiendo, pero ¿qué pasa si algunos miedos continúan, interfiriendo con la rutina del menor? Por ejemplo: niños que siguen durmiendo con sus padres porque no pueden dormir en su cuarto solos; niños que montan una rabieta cada vez que se separa de su padre/madre porque piensan que les puede pasar algo, etc.

Desde la psicología infantil, podemos tratar también este tipo de situaciones. Las técnicas que en mayor medida se ponen en práctica van desde la psicoeducación a los padres (pautas educativas), terapia de juego, desensibilización sistemática, exposición gradual, refuerzo positivo, etc. todas ellas destinadas a ayudar al niño/a a manejar mejor sus emociones y poder disfrutar de una infancia sin miedos.

Print Friendly, PDF & Email
loading...