El alcalde de Ojén, junto con una comisión del consistorio, acompaña a la delegada de Turismo en su visita a la localidad

Nuria Rodríguez puso en valor la artesanía de Ojén como forma de estimular el potencial turístico

(Prensa Ayto Ojén) El aguardiente de Ojén y su artesanía con el esparto fueron los protagonistas de la visita que la delegada de Turismo, Nuria Rodríguez, hizo ayer a la población.

El alcalde, José Antonio Gómez, junto con una comisión formada por varios concejales, acompañó a la representante de la Junta por los rincones más significativos del municipio comentando con ella el potencial de Ojén, las calles más emblemáticas, las últimas obras, las Cuevas, el Museo del Molino… En este último lugar tuvo conocimiento de las tradiciones que han hecho famosa la localidad, como el aguardiente, el aceite o el esparto. El regidor hizo hincapié en la necesidad de acompañar la iniciativa privada con el apoyo económico institucional para mostrar fuera de las fronteras de la población estas labores artesanales, con lo que la delegada se mostró en sintonía.

“La tranquilidad que se respira en Ojén, junto con tradiciones tan de aquí como el esparto o el aguardiente, es algo que encanta en el exterior y que hay que poner en valor”, remarcó Rodríguez.

Durante la visita, alcalde y delegada pusieron en común diversas ideas para tomar las pasas en aguardiente y otros productos locales como base gastronómica con los que atraer un turismo de experiencia, y otras iniciativas que involucraban a los emprendedores ojenetos.

A este respecto, se puso sobre la mesa la posibilidad de organizar una reunión entre miembros del consistorio, de la delegación de Turismo y del sector privado local para conocer sus inquietudes, necesidades y la manera de apoyar la iniciativa comercial desde las instituciones de forma conjunta.

Print Friendly, PDF & Email