La delegada afirma que los presupuestos de 2020 garantizan la sostenibilidad a largo plazo de servicios básicos

La Oficina del Defensor del Paciente con Problemas de Salud Mental dará visibilidad a una realidad que en 2018 supuso un total de 241.157 consultas en la red del SAS de la provincia

El presupuesto ‘verde’ de 2020 permitirá saber los efectos climáticos que tienen las decisiones presupuestarias

(Prensa Junta Andalucía) La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha defendido hoy la gestión “seria y rigurosa de este Ejecutivo a la hora de configurar unos presupuestos de 2020 con vocación social y sostenible, que servirán para sentar las bases de la transformación por la que hemos apostado” en la comunidad y para garantizar “la sostenibilidad a largo plazo de los servicios básicos”.

Las cuentas andaluzas ascienden a 38.539,89 millones de euros, de los que casi el 60% se destinan a servicios básicos como la salud, la educación y las políticas sociales. Además la Junta de Andalucía ha elaborado un Presupuesto con déficit cero, cumpliendo así el objetivo fijado por el Gobierno de España.

En este sentido, junto a la elaboración de las cuentas anuales, “se trata de mejorar la gestión para que la Administración sea más ágil y cercana, y más útil para la revolución económica que queremos aplicar en Andalucía, con medidas para los más desfavorecidos como los pacientes de salud mental”, ha indicado la delegada.

Así, el Consejo de Gobierno celebrado el pasado martes conoció la próxima puesta en marcha de la Oficina del Defensor del Paciente con Problemas de Salud Mental de Andalucía, que tiene como uno de sus objetivos prioritarios erradicar el estigma que sufren estas personas.

Navarro ha lamentado que anteriores gobiernos socialistas no tuvieran en cuenta esta realidad, pese a las cifras conocidas, ya que en 2018 se registraron en Andalucía un total de 1.209.196 consultas a pacientes en las diferentes Unidades de Salud Mental Comunitarias.

En concreto, hubo 112.182 consultas procedentes de atención primaria y 1.097.014 correspondieron a derivaciones a especialistas, revisiones o de seguimiento domiciliario o telefónico. En el caso de Málaga fueron 241.157 las consultas totales realizadas en el SAS, de las cuales 23.158 procedían de Atención Primaria.

“Queremos defender los derechos fundamentales y garantizar las libertades públicas de las personas en el ámbito de la salud mental así como mejorar su calidad de vida”, para lo que ya se dispone de una amplia red de centros sanitarios que ofrecen una atención especializada e integral a estas personas gracias a la dedicación de profesionales de diversos ámbitos como la psiquiatría, psicología clínica, enfermería, trabajo social, terapia ocupacional y gestión administrativa, ha explicado.

La delegada ha añadido que la nueva oficina del Defensor del Paciente con problemas de Salud Mental es una vía para acercarse “y dar aliento” a las familias y los pacientes, ya que tendrá entre sus principales cometidos dar respuesta a las quejas, reclamaciones y sugerencias, actuar de mediadora en conflictos y recabar información sobre el funcionamiento de la organización de los servicios de Salud Mental pertenecientes al sistema sanitario público de Andalucía.

Presupuesto ‘verde’ para 2020 Junto a las medidas sociales que priman en las cuentas andaluzas, se pone el foco también en medidas para convertir a Andalucía en un referente en la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad con un  plan de reforestación, dotado con 200 millones de euros; el impulso a un pacto por el agua y un programa depuración de aguas, con una inversión de 800 millones hasta 2022; y la creación de un Comisionado para el Cambio Climático en Andalucía, entre otras medidas.

Navarro ha resaltado además que el proyecto de Presupuesto para 2020 “es pionero y permitirá saber qué efectos climáticos tienen las decisiones presupuestarias”, al tiempo que ha anunciado como la próxima puesta en marcha del futuro ‘Sello Verde’ para que todos los proyectos legislativos de Fomento sean sostenibles.

La responsable de la Junta ha señalado también que continuarán las mejoras fiscales, “se abordará la financiación local a la espera de un marco autonómico más ventajoso, se apuesta por la colaboración público-privada, porque la administración no puede llegar a todo; y se prevé la inclusión en los presupuestos de 2021 de las cuentas de las agencias públicas empresariales en lo que será un ejemplo de transparencia sin precedentes”.

En cuanto a las cuentas para Málaga, la delegada ha manifestado que “por fin los malagueños saben a qué destina sus impuestos el Gobierno andaluz, cosa que antes era imposible porque no se provincializaban esas cuentas” y ha asegurado que son “unas cuentas realistas por encima de todo; la ficción se ha terminado”.

El nuevo hospital, que cuenta con 2,6 millones de euros para el anteproyecto; la finalización de las obras del metro hasta el centro de la ciudad, con casi 130 millones de euros; los 13 millones de euros para el Puerto Seco de Antequera; la puesta a punto del CIO Mijas para recuperar su uso en formación para el empleo, “y cerrar el círculo del saneamiento integral con el inicio de la depuradora de Málaga Norte, que tendrá 10 millones de euros en 2020”, han sido algunos de los proyectos destacados por Navarro.

Por su parte, la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Carmen Casero, ha incidido en la labor de “diálogo y consenso” de su departamento con los alcaldes de la provincia para “poner fin al descontrol que había en materia de vivienda, transporte público metropolitano, infraestructuras en general y paralización de trámites”. “Estamos convenidos de que las inversiones en infraestructuras generan desarrollo económico de la provincia y contribuyen a paliar la despoblación de los territorios del interior; una buena red de comunicaciones genera riqueza y permite a la gente vivir en los pueblos”, ha expresado.

Principales inversiones de la Consejería de Fomento en la provincia:

– Conservación de carreteras:12,6 millones.

– Metro de Málaga: 129,81 millones.

– Proyecto constructivo de la línea 2 soterrada hasta el Hospital Civil: 2 millones de euros.

– Construcción de la variante Este de Arriate: 3,6 millones.

– Puerto Seco de Antequera: 13 millones.

– Mejora accesos al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA): 1,2 millones.

– Finalización de los trabajos de redacción del Plan de Ordenación del Territorio de la Costa del Sol Occidental. Se potenciarán las posibilidades de desarrollo de los municipios a través del Plan de Ordenación del Territorio de la Serranía de Ronda.

– Inversiones en puertos: 2,4 millones de euros. Entre las principales actuaciones figuran: Mejora de accesos al puerto de Estepona.

Reordenación de la zona de Levante en el puerto de Caleta de Vélez. Mejora de almacenamiento de enseres de pesca en Fuengirola.

Además existe un banco de inversiones donde se engloban estudios y proyectos de todas las provincias andaluzas previsto por Fomento para acometer el desdoblamiento de la A-356 Vélez Málaga – Barriada del Trapiche; elaborar el estudio de viabilidad de la autovía Málaga – Ronda – Campillos; abordar mejoras en la A-397 Ronda – San Pedro de Alcántara; nuevo carril en la A-357 en los tramos Casapalma – Cerralba, Cerralba – Zalea, así como el acceso a Pizarra desde la A-357; y el proyecto de intercambiador de transporte de Fuengirola, entre otras actuaciones.

Finalmente también se incluyen actuaciones de mejora de la seguridad vial en las carreteras A-367, de Ardales a Ronda; la A-356 de Casabermeja a Vélez-Málaga; A-365, de La Roda de Andalucía a Campillos o en la A-7282, accesos a Antequera.

La delegada territorial ha afirmado que la mayoría de estas infraestructuras y actuaciones “son demandas históricas de los alcaldes y alcaldesas de la provincia que hasta ahora no habían recibido respuesta”.

Print Friendly, PDF & Email
loading...