El PSOE rechaza las subidas del IBI, de la basura y de los talleres municipales y propone generar ingresos con cambios reales en el Ayuntamiento

(Comunicado PSOE Alhaurín el Grande) El grupo del PSOE en el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande ha defendido, durante el pleno extraordinario para el cambio de 9 ordenanzas municipales de impuestos y tasas, cambios profundos en el funcionamiento económico del ayuntamiento como primer paso para generar más ingresos.

El PSOE votó en contra de la subida del IBI, casi en un 5%, y de los talleres municipales hasta en un 7,07%, al tiempo que rechazó el incremento en el recibo de la basura mientras no se sepa el coste del nuevo contrato que deberá sustituir al vigente, adjudicado a principios de la pasada década. “Es más urgente un golpe de timón en el Ayuntamiento que una subida de impuestos y tasas. Cuando se vean esos cambios, la ciudadanía comprenderá que ese aumento sirve para mejorar y avanzar, no solo para seguir pedaleando por no caernos”, ha explicado el portavoz del PSOE, Luis Guerrero.

Esos cambios se necesitan porque la situación real del pueblo es complicada: servicios que no están a la altura de las exigencias ciudadanas, como la limpieza, falta de iniciativa en el desarrollo local, un casco histórico que se muere, estructura municipal anquilosada, servicios públicos a la espera de salir a concurso, solo por citar algunos ejemplos que nos lastran.

El PSOE defendió una visión global de los cambios que se proponían por parte del equipo de gobierno en tres impuestos (IBI, ICIO y Vehículos) y seis tasas (basuras, licencias urbanísticas, licencias de apertura, celebración de bodas,  enseñanzas especiales y aula de música).

Llevamos más de cuatro años sin tocar impuestos y tasas. El grupo del PSOE considera que no es una buena política, no solo porque el aumento de la recaudación se produce de una vez para el contribuyente, sino por dejar pasar los años sin tomar decisiones que podrían ayudar a reactivar la economía del pueblo, como en el caso de bonificaciones para proyectos en el casco histórico de Alhaurín el Grande.

En términos de recaudación, estas nuevas ordenanzas representan un aumento de unos 515.000 euros, según nuestros cálculos. Un 6,19% más sobre el total de lo recaudado por esos impuestos y tasas durante 2017, último año con liquidación presupuestaria disponible.

Cambios en la contratación y la compra de suministros

Antes de iniciar una escalada de subida de impuestos, el grupo del PSOE defiende cambios profundos en la estructura organizativa y los procedimientos del Ayuntamiento para aumentar la eficacia en contratación y gasto corriente, procesos de trabajo y fomento de la actividad económica.

Sólo una rebaja del 10% en el gasto corriente en suministros, actualmente adjudicados a dedo, significaría una rebaja de 220.000 euros, casi el aumento que representa la subida del IBI que nos proponen.

“Hemos tenido dos planes de ajuste donde se pedía recortar, vía contratación, el gasto corriente, y de nada han servido”, ha explicado Guerrero.

“Pero si aplicáramos cambios en la oficina técnica que da las licencias urbanísticas, podríamos evitar el déficit que se produce entre ingresos generados y el gasto. No lo decimos nosotros, lo dice el Técnico de Administración General en su informe. Dice: ‘Este déficit (178.773,69 euros) es importante y se produce por la rigidez de la estructura de personal y de organización de la Oficina Técnica”, ha argumentado el portavoz socialista.

“Con una oficina menos rígida, digamos de un 20%, podríamos disponer de un dinero que evitaría subir por encima del IPC el precio de las actividades especiales, como los talleres de pintura o yoga”, ha explicado.

El portavoz socialista ha asumido que en los pasados cuatro años quizá fue difícil negociar nuevas ordenanzas, “pero nada le ha impedido al equipo de gobierno que centralizaran las compras, controlaran el inventario, reforzaran el servicio de contratación con más personal para sacar adelante concursos públicos que abarataran el coste de los servicios y por tanto, la necesidad de financiación.

Medidas para revitalizar el casco histórico

De la misma manera, según el PSOE, el Ayuntamiento podía haber estimulado la inversión en el centro con un paquete de iniciativas. Hoy nos traen una que nos parece positiva, respecto a las licencias urbanísticas, pero insuficiente. “Echamos de menos un cambio en las licencias de apertura o el ICIO para tratar de reflotar el casco histórico: exenciones del pago de las tasas, bonificaciones con un plazo temporal que ayude a que funcionen los nuevos negocios o apoyo a determinados grupos, como los jóvenes, para acceder a una vivienda”, ha propuesto el portavoz.

Para el grupo del PSOE, “mientras el equipo de gobierno no cambie el modelo organizativo del Ayuntamiento y su política económica no se liberarán partidas actualmente perdidas por ineficaces”.

“Así que no creemos que aumentar hasta en un 8,7% el campamento de una semana, o hasta un 7,07% las actividades de ocio y culturales, por encima de la inflación acumulada, de un 5,9%, sea la solución a los problemas económicos del ayuntamiento”, ha argumentado el portavoz del PSOE.

En cambio, “sí creemos que la unificación del gravamen aplicado en las licencias urbanísticas para que las más caras, las de promociones de viviendas, por ejemplo, paguen más, es una buena iniciativa recaudatoria, con una previsión de aumento de 120.940,33 euros”.

“No compartimos el modelo de bonificación que proponen las nuevas ordenanzas, porque tendrá poco impacto. Lo indica el informe del expediente de la tasa por enseñanzas especiales. Explica las exenciones y bonificaciones de familias numerosas especiales (30%) o para personas en riesgo de exclusión (50%), y dice: ‘Se estima que ambas bonificaciones  no van a tener una importante incidencia en los ingresos previstos”, ha defendido el PSOE.

Si no hay incidencia de estas bonificaciones en los ingresos es “porque no sirven ya que alguien en riesgo de exclusión social no tiene para pagar ni siquiera el 50% del coste de un campamento de verano o de una actividad en los talleres de la Casa de la Cultura”.

Por todo lo anterior, el PSOE votó en contra de los aumentos de impuestos y tasas del IBI, la basura y las enseñanzas especiales por encima del IPC y con una bonificaciones que sabemos no van a tener alcance real. En cambio, apoyó las nuevas ordenanzas de licencias urbanísticas y del impuesto de construcciones (ICIO) porque mejoran los ingresos de manera más justa y prevén medidas para el casco histórico y se abstuvo en las restantes por su modelo de bonificaciones sociales.

Print Friendly, PDF & Email
loading...