“El árbol de la Vida de Malick”

¿El tiempo es el espacio, el espacio es el tiempo, y en medio con espacio-tiempo todo lo racional y no racional, todo lo espiritual y no espiritual? No el panteísmo, no. Porque existen enormes diferencias entre una piedra y una hormiga y un caballo y un ser humano y mentes racionales del universo y ángeles y el Buen Dios.

“¿Dónde estabas tú cuándo yo fundaba la tierra?” Pregunta Dios en el Libro de Job.  ¿Cuáles son los sonidos del mundo? ¿Los caminos de la vida: de la Naturaleza, de lo divino-metafísica, de lo humano-humanidad o todos combinados? ¿Cuál combinación de veredas en la vida escogerás, has escogido, en cual o cuales éstas? Puedes haber dedicado tu existencia, gran parte de ella, a servir un millón de cafés en una cafetería, pero puedes haberlo hecho de un modo o de otro, haber dejado tu corazón de una manera u otra, haber seguido un camino, oculto quizás para todo el mundo, de la humanidad o, y de la espiritualidad o, y de la naturaleza o, y de la Naturaleza o, y de la espiritualidad. El árbol de la Vida de Malick.

¿Ser fuerte, ser tú mismo? ¿Cómo poner un círculo en la inmensidad del mundo humano? ¿Dónde se combinan cientos de afectos-emociones-ideas-conceptos-pasiones-pulsiones-hechos-datos-intereses-metas? ¿Somos un árbol con ramas de racionalidad, con ramas de irracionalidad, y todo formando un ramaje verde y gris? ¡Narrar hoy, con la tecnología de la palabra tan diversa, debe ser de modo diferente al pasado! ¡Hoy, un artículo puede ser otra cosa!

El fuego que radia en una fuente interior, o en un hogar de leña que radian las llamas por el interior y exterior del paisaje naturaleza y Naturaleza. Cientos, miles de métodos se han inventado o descubierto para descubrir la interioridad desde la prehistoria. Eso es lo que conforma los anillos interiores de la mirada. Pero cada sujeto, en su enigmático camino a todo y en el todo. Rebela y revela y vela y desvela algo de todo, algo de sí. La gran belleza de Sorrentino, es un Malick que ha venido después, que nos expresa algo del ser en una vida perdida, en una gran ciudad. Es como el antimalick, esperanza-desesperanza, metafísica-no metafísica.

Espejo contra espejo, Il Divo de Sorrentino, el misterio-enigma del poder en funcionamiento-extensión, Sorrentino contra Malick, lo interior con ansías de buscar la trascendencia-espiritualidad, lo interior con ansias de buscar la materialidad-sociabilidad-hedonismo. Dos mundos que se interrelacionan.

¿Entenderemos todas las cosas algún día? ¿Habrá algún Día después de los días? ¿si es solo este mundo, no podemos servir al mal, a lo malo, a la maldad, sino al bien, a lo bueno, a la bondad? ¿Aquella persona que no quiere planchar el traje de un empleado en la lavandería-costurero, aquella que sirve una comida de mala gana, aquella persona que expresa sus pensamientos con rencor y odio, aquella persona…? ¡Siempre volvemos parafraseando a Chesterton, en su agonía del tránsito, “solo hay un misterio, o te vuelcas hacia el bien o hacia el mal, eso es el mundo, eso es todo”!

¿Hasta el fin de los tiempos? ¿Quizás, no ocurran porque nos exterminemos con una gran epidemia, una gran nube nuclear, con un meteorito en nuestros vientres, sino que creemos una nueva tecnología, que invadirá todos los terrenos de la existencia? ¿Estamos en el principio, ya podemos saber, cada vez, más de la interioridad-cerebro humano, cada vez más de la intimidad de cada momento del día? ¡Solo es cuestión de unas generaciones que vendrán, como los granos de arena del desierto! ¿Estamos produciendo los últimos estertores de la humanidad, de lo humano, al menos, como lo hemos ido diseñando durante estos miles de años últimos, desde la prehistoria…! ¡El Cromagnon está dando un salto y no sabe dónde caerá! ¿?

El camino de la soledad interior, sin sentirse superior a nadie, ni a nada. Sino solo ser un buscador. En la humildad y modestia, no dárselas de ser más profundo que los demás y en los demás. Aquí estamos en el rincón de los dilemas. Cada día surgen nuevos, si optas por la verdad-bondad-belleza, o por la no verdad-no bondad-no belleza. Tantas tentaciones cada tarde, cada mañana, cada noche. Aunque no puedas moverte de la silla de ruedas, tentaciones entonces del pensar, de caer en la desesperación, de rencor y odio a todo. Si caminas con tus pies, tentaciones de todos los modos y maneras, tengas una ideología o tengas otro, tengas un tipo de nacimiento o tengas otro, tengas un destino o tengas otro. Siempre la carne-mundo-tentador induciéndote a hacer mal o mal a alguien, a otro ser, presente o futuro, con tus palabras, ideas, actos, deseos, pasiones, pulsiones.

Si encuentras, en tu caminar, a alguien, que no sabes el color de su cerebro, que no siendo perfecto, pero aspira al bien-bondad, con sus imperfecciones, busca la realidad-verdad-bondad-bien. Si encuentras en tu avatar de tu existir un ser así, no lo pises, no lo adores, pero déjalo que continúe su camino. Posiblemente lleve en su interior enormes luchas, habrá soportado grandes batallas interiores. Si encuentras un ser así, no le pegues más tristeza a su camino y en su caminar.

http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (04 mayo-10 sept 2019 cr).Fin artículo 1.787º: “El árbol de la Vida de Malick”

Print Friendly, PDF & Email
loading...