Microblading y Micropigmentación de Cejas: Todo lo que debes saber

La alta demanda de soluciones estéticas ha dado lugar a 2 tratamientos que se diferencia claramente de todos los demás: el Microblading y la Micropigmentación.

Son 2 procesos que ofrecen la más alta calidad, pero con diferencias apreciables.

Para conocerlo todo sobre ellas, sigue leyendo.

¿Qué es la técnica de la micropigmentación?

La micropigmentación se basa en la implantación de pigmentos a nivel superficial o epidérmico, con el objetivo de dar color a algunas partes del cuerpo (lo más normal es que se traten la zona de los ojos, cejas, labios o pecho). Los pigmentos para micropigmentación ayudan a conseguir un aspecto completamente natural.

Los expertos consideran que esta técnica ayuda a conseguir un tipo de maquillaje permanente y, por ello, algunas personas la llegan a comparar con un tatuaje al uso, aunque es diferente.

Para someterte a este procedimiento hay que seguir un tratamiento quirúrgico que consiste en lo siguiente:

  • Prueba de la alergia: El objetivo de la prueba es determinar si el paciente es apto o no para llevar iniciar el tratamiento.
  • Prueba de visagismo: Esta prueba se lleva a cabo para que tengas expectativas reales sobre tu micropigmentación; es decir, para que sepas como te va a quedar.
  • Procedimiento: Una vez que se tenga todo claro, se utiliza una máquina eléctrica especial para comenzar con el tratamiento. Durante el mismo, es posible que el paciente pueda sentir alguna que otra incomodidad, sobre todo si se trabaja en zonas sensibles.
  • Post-tratamiento: Es posible que se tenga que hacer un retoque sobre el trabajo inicial (algo común en 9 de cada 10 tratamientos), para conseguir un máximo nivel de detalle.

Dentro de este tratamiento también existe lo que se conoce como micropigmentación capilar, que se especializa más bien en la zona de los ojos, cejas y labios.

¿Qué es la técnica de microblading de cejas?

El microblading es un proceso que se centra en la zona de las cejas. Los pigmentos microblading permiten que los pacientes puedan cambiar tanto la forma, como el color de las cejas. El candidato o candidata perfecta para someterse a esta intervención es aquella persona que quiera cambiar el volumen de las cejas, pero de manera que se vea lo más natural posible.

El caso más habitual para someterse a un tratamiento de microblading de cejas es aquel en la que el paciente ha experimentado pérdida de vello en las cejas, o bien que las tenga despobladas, y que esté buscando una forma de arreglar el problema. Esta situación puede haberse producido por estrés, por salud, o por problemas hormonales.

Duración del microblading vs micropigmentación

Además de otras diferencias obvias, también hay diferencias en cuanto a la duración del tratamiento.

La micropigmentación podría alcanzar una duración de entre 2-3 años desde que se implanta, mientras que el microblading tan solo durará 1-1,5 años aproximadamente. Son muchos los factores que pueden afectar a la duración.

En cualquiera de los tratamientos, es importante que se usen agujas de calidad, nano extrafinas fabricadas en acero quirúrgico, y desechables y estériles.

Print Friendly, PDF & Email
loading...