El Ayuntamiento de Torremolinos reduce en cerca de 56 millones la deuda municipal desde 2015

La corporación amortiza cada año 14 millones del débito reforzando la senda hacia la estabilidad presupuestaria

(Prensa Ayto Torremolinos)  La teniente de alcalde de Hacienda, Maribel Tocón, ha explicado en rueda de prensa las cuentas económicas del Ayuntamiento de Torremolinos y sus objetivos puestos en el horizonte de estabilidad presupuestaria, con el propósito de gestionar una Administración municipal más sostenible y eficaz. El Ayuntamiento, a cierre de agosto, ha arrojado un balance de la deuda actual de 141.128.048 millones de euros frente a los 197.020.804 millones de 2015, lo que ha supuesto una amortización de 14 millones por año. “Para que se hagan una idea del esfuerzo que estamos haciendo, se está amortizando una media más de un millón al mes” ha destacado la concejal.

La responsable municipal ha puesto de manifiesto el resultado de la liquidación del ejercicio 2018, que arroja una situación de estabilidad con superávit de 7,7 millones de euros. Entre los condicionantes del remanente positivo está el que tiene que “ser destinado obligatoriamente por ley, a reconocer deuda” ha resaltado Tocón. Esta directriz atiende a la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que contempla la reducción de deuda pública y la consecución de reglas fiscales (equilibrio o superávit estructural, límite de deuda y regla de gasto). En el ejercicio anterior el superávit fue de 14,8 millones.

Bien común y obligaciones por ley

Asimismo, la concejal ha resaltado que estas acciones se están llevando a cabo, entre otros objetivos, para cumplir con el servicio público al que se debe el consistorio hacia Torremolinos y sus habitantes. “Estamos obligados a ese deber público”  ha explicado, así como ha venido a señalar que el Ayuntamiento debe consolidar su gestión sostenible y eficiente.

Desde 2017, se viene trabajando con un presupuesto de caja, elaborado en función de los ingresos reales para no gastar más de lo que se ingresa. La concejal ha venido a afirmar el camino recorrido por esta gestión municipal, que distingue la tendencia al alza que ya marcó la liquidación del ejercicio anterior, es decir, la de 2017, y esta leve recuperación. Además, a nivel de tesorería, se están poniendo en marcha medidas para una mayor eficacia en la recaudación con el fin de mejorar la liquidez.

En este sentido, las cuentas municipales se enfocan con un horizonte de acciones, que se tengan que acometer para mejorar la economía como herramienta para atender con la mayor eficiencia posible los servicios. En este contexto se ha basado la explicación de la concejal de Hacienda con el objetivo marcado para los próximos meses, que se reflejará en los próximos presupuestos propuestos para el ejercicio 2020 y en los que ya se está trabajando.

Print Friendly, PDF & Email