Torremolinos, la mayor peatonalización de la provincia de Málaga, avanza hacia el nuevo modelo de ciudad como eje de desarrollo

Obras plaza costa del sol, peatonalizacion centro vistas torremolinos 10 diciembre 2018

En el Día Mundial del Peatón, los más de 30.000 metros cuadrados peatonales son el punto de partida para la extensión hacia los barrios

(Prensa Ayto Torremolinos) En la celebración del Día Mundial del Peatón, la ciudad de Torremolinos es exponente con sus más de 30.000 metros cuadrados de zona peatonalizada, la mayor de la provincia de Málaga. El alcalde de la urbe malacitana resalta la reciente remodelación del centro urbano como el “eje del desarrollo de un nuevo modelo de ciudad. Recogido en el Programa de gobierno, que es la extensión de la recuperación del centro hacia los barrios”.

La medida convirtió a Torremolinos este año en el mayor espacio peatonal de la provincia, con su núcleo en la plaza Costa del Sol abarcando la plaza de la Independencia, la plaza Picasso, la plaza Andalucía y La Nogalera.

Programa de gobierno: extensión del centro a los barrios

Torremolinos se une a los objetivos de sostenibilidad y accesibilidad de las principales ciudades, tal y como destaca Organización Mundial de la Salud, con la adecuación del espacio urbano a las personas y el fomento de la movilidad accesible. Con anterioridad, este área eran dos vías de carriles de tráfico, que se transformaron en una zona para el paseo, con áreas verdes, una treintena de bancos para descansar, dos estanques, espacio para actividades culturales y las pérgolas que le aportan tanta personalidad.

El Ayuntamiento de Torremolinos contempla estos hitos de su programa de gobierno: la extensión del centro urbano peatonal desde la Plaza Costa del Sol hacia su entorno, así como la unión de estas plazas; la recuperación de edificios singulares torremolinenses, como fue la casa de esta mujer relevante de la ciudad, entre otros.

Símbolos de la identidad de Torremolinos: Casa María Barrabino y Elena Laverón

La plaza se inauguró en febrero, con el refuerzo de distintos iconos identitarios: una pérgola, formada por 28 módulos de 6 metros de altura por 6 de ancho, que se diseñó exclusivamente para Torremolinos, que evoca el movimiento de las olas del mar, y que pasó a denominarse ‘modelo Torremolinos’; la futura recuperación para el patrimonio municipal de la Casa María Barrabino, edificio decimonónico de enorme interés y joya arquitectónica y cultural de Torremolinos, y las esculturas de la artista malagueña Elena Laverón.

Esta peatonalización ha sido un punto neurálgico que ha unido las distintas plazas de la ciudad pasando a recuperar este espacio ciudadana. El área peatonal se ha convertido en un emblema para la ciudad, un centro comercial abierto.

Print Friendly, PDF & Email
loading...