Salado anuncia que se reunirá con los 103 alcaldes de la provincia antes de final de año para diseñar la nueva Diputación

Francisco Salado, elegido hoy presidente de la institución provincial, promoverá una conferencia anual de regidores y reuniones periódicas en cada comarca. Se creará una delegación específica para luchar contra la despoblación rural, uno de los grandes desafíos de este mandato.

(Comunicación Diputación de Málaga) Francisco Salado ha sido elegido hoy presidente de la Diputación de Málaga con los votos de Partido Popular y de Ciudadanos durante el pleno de constitución de la nueva corporación provincial, que ha quedado compuesta por 15 diputados del PP; 12 diputados del PSOE; dos diputadas de Adelante Málaga y dos diputados de Ciudadanos.

El acto ha contado con la presencia del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta, Elías Bendodo; la subdelegada del Gobierno de España en Málaga, María Gámez; la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro; alcaldes y concejales de la provincia; el presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García; y diputados y senadores, así como representantes de diversos colectivos profesionales, entre otros.

En su discurso de toma de posesión, Francisco Salado -que ha tenido palabras de reconocimiento y gratitud para los que han dejado de ser diputados provinciales- ha agradecido al grupo político de Ciudadanos el apoyo a su investidura y el acuerdo alcanzado para su incorporación al gobierno provincial, que contiene más de cien medidas “que van a suponer una gran transformación para nuestra provincia”.

Salado ha explicado que, en los últimos ocho años, “hemos demostrado que somos la institución más cercana a los ayuntamientos, la más ágil, la primera que responde en las catástrofes y en los problemas, como hemos hecho con las inundaciones, con las sequías, con plagas como la avispilla del castaño, con asuntos como el déficit sanitario o educativo”. Y ha apuntado que hay que dar un paso más en esta línea y ser más útiles y eficientes para los ayuntamientos, reforzando la atención técnica que se presta a los municipios para que, cuanto antes, saquen adelante sus proyectos.

Al respecto, ha anunciado que, para diseñar la nueva Diputación en coordinación con los consistorios, se reunirá con los 103 alcaldes de la provincia antes de final de año para escuchar sus problemas, sus necesidades y sus propuestas. “Empezaré por los 17 alcaldes y alcaldesas de los pueblos de menos de 500 habitantes -ha precisado-. Quién mejor que ellos para ayudarnos a elaborar, por ejemplo, un Plan Estratégico contra la Despoblación.

Además, ha explicado que promoverá una conferencia anual de alcaldes malagueños, así como reuniones periódicas con los regidores de cada comarca. Igualmente, ha anunciado que se pondrá en marcha el Tribunal de Recursos Contractuales, lo que acelerará la resolución de conflictos administrativos que ahora se demoran meses.

Delegación para luchar contra la despoblación

En sus palabras, el presidente de la Diputación de Málaga se ha referido también a la creación de una delegación específica para luchar contra la despoblación rural, uno de los grandes desafíos de este mandato, puesto que “nuestros pueblos de interior cada vez pierden más población y algunos municipios se encuentran en una situación dramática”, ha indicado. Esa delegación se encargará de coordinar e implantar, especialmente en los municipios más pequeños, todas las políticas transversales del gobierno provincial en esta materia.

Al respecto, ha aludido a actuaciones puestas en marcha por la institución provincial para abordar este problema, como el cheque bebé, para incentivar la natalidad en los pueblos de menos de 5.000 habitantes, del que se han beneficiado más de 1.400 familias, medida que se complementará con la implantación de un cheque guardería para ayudar a las familias trabajadoras de los municipios pequeños a cuidar a sus hijos.

Además, se desarrollará el Plan Vía-ble, de movilidad contra la despoblación rural, para mejorar las comunicaciones y reducir los tiempos de desplazamiento en medio centenar de municipios de la provincia, con una inversión prevista de 50 millones de euros.

Igualmente, ha incidido en la importancia de que no exista brecha digital y que todos los municipios dispongan de acceso a Internet con la máxima velocidad, pudiendo acceder a las ventajas que reportará el 5G. “Un pueblo sin cobertura -ha añadido-, un pueblo sin buena conexión a internet, es un pueblo aislado, condenado al fracaso y a la desaparición. De nada sirve que hagamos nuevas carreteras, que estimulemos la natalidad, si luego la conexión telefónica y a internet es deficiente”.

Proyectos en marcha

Salado ha destacado los proyectos que están en marcha y que se acometerán durante esta corporación como la ampliación del Caminito del Rey y también su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que cuenta con 11.698 adhesiones; la finalización de la Senda Litoral, el arranque de la Senda Azul para poner en valor nuestro patrimonio submarino y la potenciación de Sabor a Málaga, que seguirá siendo una línea prioritaria de la Diputación.

Y ha felicitado a Turismo Costa del Sol por el excelente trabajo que viene desarrollando para posicionar nuestro destino como un referente mundial en cuanto a innovación turística, lo que posibilita que la provincia viva un momento de esplendor, con los mejores datos de visitantes y de ingresos turísticos de la historia.

Además, ha recordado que en los últimos años la Diputación ha sido un referente en políticas sociales, con iniciativas como el Plan de Lucha contra la Soledad de los Mayores, en innovación social, así como en igualdad y en lucha contra la violencia de género

Mejora de la movilidad

Así mismo, Francisco Salado ha puesto el acento en grandes problemas pendientes en la provincia, como el de la movilidad y la mejora del transporte público, tanto en el litoral como en los pueblos del interior. Ha defendido la necesidad del proyecto del tren de la Costa del Sol y, a su vez, ha reclamado al Ministerio de Fomento y a Renfe soluciones inmediatas a la reivindicación y a las protestas de los alcaldes de la Serranía de Ronda y del Campo de Gibraltar para mejorar los trenes que circulan por la línea Bobadilla-Ronda-Algeciras.

También se ha referido a la necesidad de no demorar más la eficiencia en la gestión del ciclo integral del agua, con la interconexión de las cuencas de la Costa del Sol y de la Axarquía, y la finalización del saneamiento.

Por último, Salado ha apostado por que la Diputación, como gobierno provincial, tienda la mano a la Junta “para afrontar el gran reto de que Málaga siga ejerciendo el liderazgo que Andalucía necesita para salir del furgón de cola en materias como el paro y la convergencia europea”.

Print Friendly, PDF & Email
loading...