Previniendo el embarazo precoz: lo que la tecnología puede hacer por nosotros

Cómo prevenir una de las problemáticas más difíciles para los adolescentes.

En España y Latinoamérica, miles de niñas de 15 años de edad en promedio quedan embarazadas cada año. Sin importar su estrato social, esto es una problemática que afecta tanto a sus familias como su propio desarrollo personal.

El embarazo adolescente atrae diversos problemas en la vida de los jóvenes:

  • Estigmatización: especialmente en el caso de las mujeres. En muchos casos las jóvenes reciben un trato diferente del que solían tener por parte de sus amigos y familiares por ser esto una “vergüenza”.
  • Problemas económicos: en la gran mayoría de los casos, los padres adolescentes no cuentan con el sustento suficiente para la crianza de un bebé.
  • Abandono de los estudios: otro de los problemas más habituales. Dado que deben generar más dinero, los adolescentes optan por abandonar sus estudios y comenzar a trabajar.
  • Pérdida de su libertad: mientras sus amigos disfrutan de todos los beneficios de la adolescencia, los jóvenes padres tendrán que cargar con la responsabilidad de cuidar de su nuevo bebé.

Como padres, queremos que puedan tener la oportunidad de crecer y desarrollarse como personas, que disfruten de la niñez y la adolescencia sin tener que preocuparse por nada.

 

  • El promedio de edad en el embarazo adolescente es de 15 años, pero los casos oscilan desde los 12 hasta los 17 años

¿Qué es lo primordial a la hora de evitar un embarazo precoz en la adolescencia?

Lo principal: la educación sexual

No hay vueltas, es mejor prevenir que curar. Lo ideal es conversar con nuestros hijos sobre los embarazos no deseados y cómo prevenirlos pero para muchos padres esto es difícil o bien, quieren asegurarse que realmente sus charlas rindan resultados.

  • Hoy en día, las escuelas en muchos casos fallan a la hora de proveer una educación sexual integral que realmente sea de utilidad para sus alumnos.

Los adolescentes siempre serán así, cuando les decimos algo, muchas veces intentarán hacer exactamente lo contrario en un momento de rebeldía y no podemos culparlos, todos fuimos adolescentes alguna vez.

Siendo padres en el siglo XXI

Con la llegada de los smartphones, es cada vez más difícil para los padres saber qué hacen sus hijos. Pero de la mano de esta invención, vinieron también las aplicaciones de monitoreo.

Las aplicaciones de monitoreo son cada vez más usadas ya que sus beneficios son muy variados.

  • 6 de cada 10 padres usarían una aplicación para monitorear la actividad de sus hijos en línea.

En este caso particular, una de las funciones que estos servicios nos ofrecen es la de poder ver el historial de internet del teléfono y como leer los mensajes de otro telefono. Esto es conveniente, por ejemplo, si notamos que se realizan búsquedas referidas al embarazo adolescente o de índole sexual ya que un factor determinante en las charlas de educación sexual es cuando hacerlas y cuando no.

Lo mejor de esto es que estamos cuidando a nuestros hijos pero sin que ellos lo noten, ellos siguen gozando de su libertad, bajo la mirada protectora de quien más los ama en el mundo.

Entre todas las opciones disponibles en el mercado, la más recomendada es mSpy.

mSpy es la aplicación más confiable y con mayor experiencia en el rubro Además de tener la mejor relación precio-calidad, también brinda un excelente soporte técnico.

 

Cuando de nuestros hijos se trata, nunca es suficiente precaución.

Print Friendly, PDF & Email