Ojén se vuelca en apoyo de la víctima de la manada de Manresa

Ayer a las 20:00 horas más de un centenar de personas se fue acercando a la Plaza de Andalucía para demostrar su repulsa a la violencia machista con un minuto de silencio.

(Comunicación Ayuntamiento de Ojén) Apenas daban las ocho las campanas de la iglesia de la Encarnación cuando un hormigueo de gente se fue acercando a la Plaza de Andalucía. La concentración había sido convocada por el consistorio y la asociación de Mujeres Jazmín de Ojén, haciéndose eco y uniéndose a las miles de congregaciones que ayer se organizaron por todo el territorio nacional con un mismo fin: demostrar la repulsa de la sociedad a este fenómeno que se está haciendo excesivamente popular, la violación en grupo.

En Ojén, el alcalde José Antonio Gómez, junto con la concejala de Igualdad, Estefanía Merino, y el teniente de alcalde, Diego Santos, encabezaron esta unión con pancartas donde se podían leer lemas como “el amor no es la hostia”, “si alguien te pone las manos encima, asegúrate que no las pone encima de alguien más”, “ámate, no podrás maltratarte”, “diviértete sin miedo”, “no quiero sentirme valiente cuando salga a la calle, quiero sentirme libre”… y otros tantos eslóganes para evidenciar el sentir popular al respecto.

Este tipo de concentraciones coinciden con el juicio de la conocida como manada de Manresa, un grupo de siete individuos que presuntamente violaron a una niña de 14 años en 2016.

Print Friendly, PDF & Email
loading...