Ozuna conquista Torre del Mar

Ver reportaje fotográfico

(Redacción: Anna Cano / Fotografía: Alexander Rojas) Tras la fiesta de bienvenida liderada por los Mojinos Escozíos y La Pegatina, nos embarcamos ayer en la segunda jornada cargada de energía del Weekend Beach Festival


Durante las primeras horas los weekers bailaron al son de Mr. Kilombo, grupo que se caracteriza por un cóctel musical de rumba, timba, samba, reggae, ska y rock. Casi de forma paralela, Rusos Blancos seguían asegurando la fiesta con sus ritmos alternativos. Si bien la tarde se avecinaba de forma tranquila y amigable, el recinto se transformaba por completo una vez puesto el sol.

Con las luces de neón y la llegada gradual de más personas, todo parecía cobrar vida y vaticinaba lo que nos esperaba durante el resto de la noche. Malaka Youth y Miss Caffeina animaban las primeras horas del ocaso amparados por la luna, que lucía de forma espectacular de fondo. Con una luz cada vez más tenue, los efectos del escenario se mezclaban con el ambiente generando todo un espectáculo visual.

El Escenario Sunrise tampoco se quedaba atrás: Ignacio Morales hacía bailar a los primeros visitantes con sus vibras electrónicas en un lugar que parecía de otro mundo. La estructura de esta zona es de las más llamativas y concurridas durante la madrugada. El escenario se compone de varios paneles lumínicos, una pantalla y un gran juego de focos de colores.

Sin embargo, el clímax de la noche fue la actuación de Ozuna, quien batió récords en su puesta en escena. En la zona del Escenario de Weekend Brugal no cabía un alfiler y la complicidad entre el cantante y el público se podía palpar. De repente, todo se convirtió en una gran fiesta: el deleite colectivo se podía oír a través de los cantos del público.

De forma paralela, Fuel Fandango actuaba en el Escenario Torremar Victoria, quizás uno de los fallos de la organización, puesto que el concierto quedó totalmente eclipsado por el cabeza de cartel. Medina Azahara tocó con su público más fiel, dando entrada a otro de los eventos más esperados durante la noche: SFDK.

Los sevillanos tenían al público en el bolsillo y se mostraban cercanos a través de mucho diálogo, energía y buen rollo. Todo el recinto se puso a vibrar con las bases de hip hop y motivados por el perfomance de los mismos artistas, que traían muchas ganas de darlo todo.

La noche continuó con los ritmos rockeros de Revolta Permanent, mientras la clásica zona del ‘tecno’ se ambientó con la música de Dubfire y Chris Liebing.

La jornada de ayer ha dejado el listón muy alto para el tercer día. La actuación más prometedora de este viernes noche es la estadounidense Becky G, seguida por Nathy Peluso, Juanito Makandé y The Original Wailers, grupo que estuvo de gira con el legendario Bob Marley. En el Escenario Weekend Brugal destacan los míticos SKA-P, mientras el Escenario Sunrise acogerá a Cuartero a partir de las 3:00 de la madrugada.