La campaña de socorrismo se inaugura oficialmente en Torremolinos con el objetivo de repetir el balance de víctimas cero del año pasado

Veinticuatro vigilantes estarán hasta el 30 de septiembre en todo el litoral para controlar y ayudar a los bañistas

Todas las playas del municipio cuentan ya con zona de baño adaptada para personas con movilidad reducida

(Prensa Ayto Torremolinos) El litoral de Torremolinos ya se encuentra preparado para recibir el verano y la temporada alta de turismo. Hoy, se ha presentado el servicio de vigilancia y socorrismo, que viene funcionando desde el 1 de junio y que estará operativo hasta el próximo 30 de septiembre en todas las playas del litoral torremolinense. Un total de veinticuatro personas se encargarán de ofrecer asistencia sanitaria, primeros auxilios, salvamento, transporte sanitario y atención al baño asistido en las playas. Por tanto, cuatro socorristas más que en la campaña anterior, según ha anunciado la concejala de Playas en el Ayuntamiento de Torremolinos, Maribel Tocón. Estos servicios serán diarios, incluidos domingos y festivos, de 11:00 a 20:00 horas de forma ininterrumpida.

Tocón, en su comparecencia ante los medios de comunicación, ha recordado que durante el verano pasado no hubo víctimas, por lo que para esta temporada el objetivo marcado “sigue siendo que tampoco haya accidentes ni incidentes en las playas y que todos los vecinos y turistas puedan disfrutar de nuestro verano, nuestro sol y nuestras playas en máximas condiciones de seguridad”. Para ello, se ha preparado un gran dispositivo de vigilancia.

Vigilancia y asistencia

El servicio colaborará también en actividades y eventos como la festividad de la Virgen del Carmen o la Travesía a Nado. Su actividad principal será la prevención, mediante la observación continuada del comportamiento del bañista así como cualquier elemento presente en el mar, para garantizar la seguridad de las personas. Los socorristas cuentan con todo el material necesario para su trabajo y servicios de comunicación a través de telefonía e internet.

Otras de sus funciones serán las de salvamento y rescate de los bañistas que se encuentren en peligro, la asistencia sanitaria a los usuarios afectados por accidentes y percances, así como señalizar el estado del mar mediante banderas -roja, amarilla, verde y medusas-. La roja prohibe el baño porque comporta un grave riesgo para la vida o salud de las personas; la amarilla permite el baño pero con limitaciones, prestando atención a las corrientes y siempre en zonas en las que se toque el fondo con los pies y se tenga la cabeza fuera del agua; mientras que la verde indica que es apto para el baño. Y la bandera de medusas alerta de la precaución que hay que tener por la presencia de esta especie para evitar picaduras y sus efectos.

Además, el personal del servicio de socorrismo velará por la seguridad de los usuarios, de manera que procurará que se cumplan las indicaciones y prohibiciones recogidas en las ordenanzas municipales de las playas en las zonas de baño.

Por otra parte, colaborarán con las autoridades para que los bañistas utilicen correctamente los elementos flotantes y otros objetos que se introducen en el agua y participarán en la campaña de baño seguro puesta en marcha por el Ayuntamiento y desarrollada por Protección Civil.

Asimismo, como cada verano, se atenderá a las personas con algún tipo de discapacidad física o con movilidad reducida que acudan a los puntos de baño accesible habilitadas por el Ayuntamiento. Este año, por primera vez, se ha instalado en los cuatro núcleos de playa del municipio: La Carihuela, Los Álamos, Playamar y El Bajondillo. Los socorristas destinados en estas plataformas serán los encargados de asistir y colaborar en el baño a las personas con movilidad reducida que lo soliciten.

Rocío Fernández, coordinadora del dispositivo de socorrismo en el litoral de Torremolinos, ha explicado que cuentan con dos vigilantes por torre de vigilancia y que, aparte de la vigilancia estática en las torres, también realizan vigilancia dinámica que es que los socorristas van a pie de playa, paseando por las distintas zonas.

La coordinadora de socorrismo ha señalado que para realizar su trabajo cuentan con materiales de primeros auxilios, tubos de rescate, sin olvidar las motos acuáticas, bicis y un desfibrilador.

Actividades de educación

Igualmente, la empresa adjudicataria llevará a cabo en las playas de Torremolinos actividades de educación ambiental dirigidas al público usuario de nuestras playas como, por ejemplo, una gincana de reciclaje que han preparado para los niños. Aunque también hay programados otros cursos como los de RCP y primeros auxilios enfocados también a los niños.

La prestación del servicio de ambulancias incluirá la prevención y asistencia sanitaria, así como el traslado al centro sanitario. La cobertura abarcará todas las playas y el litoral marítimo de Torremolinos, en el mismo horario que los socorristas -de 11:00 a 20:00 horas- y estando ubicado junto al puesto de coordinación.

Desde la empresa responsable de la seguridad en las playas han manifestado que las causas más frecuentes por las que los usuarios acuden al servicio de socorrismo son insolaciones y deshidrataciones porque normalmente la gente no está sensibilizada con el calor ni con las horas del día en las que hay que evitar más el sol y beber más agua.

Por último, han destacado que en esta campaña, de momento, no ha habido muchas incidencias por picaduras de medusas y parece ser que, para la tranquilidad de los bañistas, no va a haber los problemas de plagas de medusas que hubo el año pasado.

Print Friendly, PDF & Email