Más de 60.000 personas han disfrutado del quinto Pride de Torremolinos

Los comerciantes valoran “muy positivamente” la repercusión económica que ha tenido en el municipio, mientras la ocupación hotelera ha alcanzado una media del 95%

(Prensa Ayto Torremolinos) La celebración de la quinta edición del Pride Torremolinos ha desbordado todas las previsiones de organizadores, empresarios, comerciantes y hoteleros. Más de 60.000 personas han llenado las calles del municipio en estos días de fiesta y reivindicación. El Orgullo de Torremolinos ha vivido, por tanto, su año con mayor número de asistentes cumpliendo así con todas las expectativas.

Ha sido una semana en la que Torremolinos ha acogido la Fiesta del Orgullo LGTBI más importante de España tras el de Madrid. Se trata de una fiesta de todos, no sólo del colectivo LGTBI que lo protagoniza. Las actividades comenzaron el sábado 25 de mayo pero han sido los cuatro últimos días de celebración los que han registrado mayor afluencia de público. Ha sido el desfile del sábado -con un recorrido renovado y más amplio- lo que se ha convertido en el mayor éxito de toda la semana, ya que ha incrementado hasta diez el número de carrozas participantes, lo que supone un 40% más que el año anterior.

El Pride de Torremolinos ha contado con numerosos actos y actividades como el pregón del jugador de la Selección Nacional de Waterpolo Víctor Gutiérrez, los conciertos de Loreen, Kate Ryan, OBK y Loco Mía, así como fiestas en la playa y competiciones deportivas.

“Ha participado no solo el colectivo LGTBI sino todo tipo de familias, llegados de distintos puntos de España, incluso de países europeos, Estados Unidos y Canadá”, ha asegurado Aida Blanes, concejala de Igualdad, quien ha remarcado que se trata de “un evento festivo y reivindicativo, además de una forma de mostrar que todos y todas podemos disfrutar del Pride”. Y, así, se ha visto durante todos estos días, pues personas de todas las nacionalidades, religiones, razas y edades han disfrutado juntos del Orgullo. “La multiculturalidad y la libertad de vivir como cada uno quiera, siempre desde el respeto, es la seña de identidad de Torremolinos”, añadió.

Blanes también ha manifestado que “estamos ante un éxito sin precedentes en Torremolinos, que ha superado incluso nuestras expectativas, y que ha tenido un impacto económico muy notorio en la ciudad”. Por tanto, para la edil de Igualdad, es “un motivo para sentirse orgullosos, ya que el Pride sigue sumando y creciendo cada año”. Y, según la concejala, esto es “bueno para Torremolinos porque congregar a 60.000 participantes en un municipio que cuenta con 70.000 habitantes hace que todos los negocios, no sólo del centro sino de todo Torremolinos, vean incrementadas sus cuentas, al igual que los hoteles que han visto que su ocupación ha rondado el 100%”.

Por ello, Aída Blanes sigue apostando por el Pride: “Esta actividad no puede caer ni bajar, sino que hay que apostar por ella, no sólo por el impacto que tiene sino también por los valores que representa de igualdad, respeto y tolerancia a la diversidad. Por ello, hay que seguir poniendo todo nuestro esfuerzo y empeño, unido a la necesidad de que todos los partidos políticos hagamos un ejercicio de hermanamiento para aunar fuerzas porque la lucha por la igualdad, ya que tiene que ser de todos los sectores”. Unos datos del Ayuntamiento que también coinciden con el balance de comerciantes y hoteleros de Torremolinos.

Impacto positivo en la economía de Torremolinos

El Pride, en su quinta edición, ha ocasionado un gran impacto en la economía de Torremolinos. La repercusión ha sido tal que tanto empresarios, comerciantes como hoteleros hayan valorado de forma positiva este evento al hacer balance después de su celebración.

Desde la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Torremolinos (ACET), su presidente Juan Vallejo, ha valorado “muy positivamente” la repercusión que ha tenido el Pride, una celebración que se ha consolidado en la localidad. “Las cifras han sido muy positivas para el comercio en general, pero especialmente para la restauración, donde algunos establecimientos han alcanzado datos de hasta un 70% más que el año anterior”, explicó. De esta forma, Vallejo ha hecho hincapié en que este tipo de eventos son “beneficiosos para el tejido empresarial y comercial de Torremolinos, ayudando a reactivar la economía de la zona y proyectando de manera internacional la imagen del municipio”.

Antonio Domínguez, presidente de Acogat (Asociación de Comerciantes Gays de Torremolinos), ha confirmado que “se han superado con creces las expectativas” y ha recalcado que “pese a que el evento ha movido a mucha gente, no se ha producido ningún percance, lo que supone una prueba del tipo de turismo cívico que ha tenido el Pride en Torremolinos”. Asimismo, Domínguez, que regenta el bar de copas Edén, ha afirmado que el balance económico de su negocio durante el Orgullo ha sido “positivo y de lo mejor”.

Por otra parte, David Taboas del Grupo Ritual, ha facilitado los datos de ocupación hotelera durante esta semana: “Hemos conseguido una media del 95% de ocupación hotelera, llegando al 100% el último viernes y sábado”. Además, “hemos notado que, el último domingo 2 de junio, la ocupación ha aumentado en 20 puntos con respecto al año anterior, lo que supone tener un 92%”, prosiguió. El mercado nacional sigue siendo el mayoritario en el hotel, aunque en estos dos años después de su inauguración, han visto como han ido creciendo el número de clientes extranjeros, principalmente europeos, estadounidenses y canadienses. El aumento de visitantes de otros países le otorga “una mayor dimensión al Pride de Torremolinos”, según palabras de David Taboas. Esto conlleva que, en datos económicos, la valoración del Pride 2019 para el Grupo Ritual sea “muy positiva”. Por ello, Taboas ha querido “mostrar alegría y felicitar al Ayuntamiento por el apoyo que le presta al colectivo y a la fiesta de la alegría”.

Print Friendly, PDF & Email
loading...