Adrián Molina: “En Adelante Cártama no somos profesionales de la política”

Revista Lugar de Encuentro entrevista a Adrián Molina Polo, número 2 de Adelante Cártama. Entre su formación académica destaca: Licenciado en Traducción e interpretación (inglés, francés e italiano), Programa Erasmus en la Universidad de Birmingham (Reino Unido), Máster en Comunicación internacional, traducción e interpretación (UPO), Máster de Profesorado en Lengua extranjera (inglés).

Respecto a su formación profesional se dedica al sector aeroportuario, docencia de idiomas (principalmente inglés y español para extranjeros) y traductor.

Si tuvieras que describirte, ¿qué podrías decirnos de ti?

Me considero una persona abierta que siente curiosidad por todo lo que le rodea y que opina que en la vida hay que tomar partido, sobre todo sobre cuestiones que afectan a nuestras vidas o ante las evidentes injusticias que vemos día a día. Me apasionan los idiomas, la Historia, las Humanidades en general así como el cine, la gastronomía o viajar. Creo que tengo virtudes y defectos, como todo el mundo, y entre estos destacaría, por un lado, mi capacidad para trabajar en grupo y, por otro, mi tendencia a frustrarme cuando algo no me sale como pretendo.

¿Por qué decides participar en política?

Mi politización comienza siendo adolescente y a través de la música principalmente: grupos como Ska-p o Reincidentes transmitían mensajes que no solía oír en otras partes y que me ayudaban a analizar la realidad de forma crítica.  Más adelante, en mi etapa de estudiante universitario, participo en movilizaciones contra el Plan Bolonia o por el escándalo de las revelaciones de Wikileaks. Poco después, coincidiendo con mi último año de carrera surge el 15M y asisto a manifestaciones y asambleas en Málaga en las que aprendo mucho de las experiencias y conocimientos de muchas personas que allí nos congregábamos. Si bien en aquel entonces, repudiaba la política institucional, los partidos y sindicatos en general, tres años después, y tras haber vivido de nuevo en Inglaterra durante un año en el que veía cómo se degradaba la situación económica y social de España, decido participar en el nacimiento de Podemos en Sevilla, ciudad en la que estaba estudiando un máster. Ayudo a crear el Círculo del Centro Histórico y meses después, de vuelta en Cártama, hago lo propio y logro conocer a otras personas del municipio con las que compartía una visión política similar.

¿Qué te ha seducido de Adelante Cártama?

Creo que era necesaria una candidatura en Cártama que pusiese en común lo que une a personas que militamos en organizaciones diferentes y que priorizara un programa para mejorar la vida de la gente y la unidad de acción por encima de otras consideraciones. La última legislatura con una mayoría absoluta del PSOE ha supuesto un rodillo implacable para la oposición, las prácticas poco transparentes, la autocomplacencia del actual equipo de gobierno y el estado mejorable del pueblo me animan a participar en esta candidatura para hacer de este municipio un lugar del que estar orgulloso.

¿Cómo valoras la candidatura de tu partido?

A pesar de la poca experiencia a nivel institucional de muchos de nosotros, considero que formamos un equipo muy diverso en cuanto a conocimientos, formación y experiencias que puede poner en el centro cuestiones básicas para el pueblo. Nos interesan las cosas del comer y no tenemos ningún tipo de hipotecas o intereses espurios. Todos los que hemos llegado hasta aquí lo hemos hecho teniendo claro que no somos profesionales de la política sino profesionales que viven de su trabajo y que emplean tiempo y recursos en llevar a cabo un proyecto de cambio para Cártama.

¿Cuáles son tus principales retos en esta formación política si tenéis posibilidad de gobierno tras las elecciones?

Mis retos serán comunes a los del resto de compañeros y compañeras: hacerse con los procedimientos y el funcionamiento del ayuntamiento, aprovechar el bagaje de los compañeros de IU que tienen representación en el ayuntamiento actualmente, hacer partícipe a los vecinos de la toma de decisiones, generar confianza en los trabajadores municipales que pudiesen temer que un cambio de gobierno vaya a suponer un “recambio” de personal, poner fin a ciertas dinámicas que se dan en el pueblo que hacen que el ayuntamiento se vea más de forma clientelar que como un aliado para avanzar en cuestiones comunes o realizar una gran labor de transparencia y aplicar muchas de las medidas que los Ayuntamientos del Cambio llevan realizando desde 2015 y que están demostrando que se pueden hacer políticas para la mayoría. Estas son algunos de los retos, pero seguro que habrá muchos más como tener que trabajar con administraciones que quizás no tengan las mismas prioridades.

¿Por qué votar a Adelante Cártama?

Porque hace falta que se escuchen otras voces en el Consistorio y que se abran puertas y ventanas. Porque es necesario remunicipalizar los servicios públicos privatizados, mejorar las infraestructuras, la limpieza y el aspecto general del pueblo. También se debe actuar ya en un plan de rescate medioambiental del Río Guadalhorce. Hace falta más personal y garantizar que el ayuntamiento es un ejemplo en energías renovables, gestión responsable, condiciones laborales dignas, perspectiva de género en todas las áreas en vez de solo en una concejalía. En definitiva, porque es necesario un proyecto más democrático, ecológico, feminista y social para vivir mejor.

Print Friendly, PDF & Email