El Ayuntamiento de Torremolinos aprueba un paquete de ayudas para atender necesidades sociales

Se trata de prestaciones para alimentación, suministro de luz y agua, reparaciones y equipamiento de la vivienda, transporte público e incorporación al mercado laboral

El Ayuntamiento de Torremolinos, a través del Área de Servicios Sociales y Vivienda, ha puesto en marcha un paquete de ayudas de emergencia para la atención de necesidades sociales de las personas empadronadas y residentes en el municipio. Estas prestaciones económicas están destinadas a paliar situaciones de emergencia social, así como prevenir situaciones de exclusión social y a favorecer la integración social de los sectores de población que carezcan de recursos económicos propios para la atención de sus necesidades básicas.

Estas medidas municipales entrarán en vigor para paliar necesidades de la población torremolinense de diferentes tipos, como para alimentación e higiene básica o infantil de hasta 600 euros. También hay una ayuda específica para medicamentos prescritos por facultativos que se consideren esenciales y que no estén cubiertos por el servicio público de salud, siendo la cuantía máxima de la ayuda de 300 euros al año por unidad familiar.

Además, habrá ayudas destinadas a evitar la suspensión del suministro eléctrico y de agua en los hogares de aquellas personas que carecen de medios económicos suficientes. En este paquete también se incluyen ayudas económicas para la adquisición de equipamiento y enseres básicos de la vivienda habitual de hasta 1.000 euros, así como para reparaciones menores de urgente necesidad de hasta 2.000 euros.

Asimismo, se han aprobado ayudas para tratamientos especializados, de rehabilitación, odontología, ortopedia, prótesis oculares y audífonos que oscilan de los 200 hasta los 600 euros; ayudas a personas mayores, con discapacidad y dependientes (600 euros).

Por otra parte, el Consistorio ha aprobado ayudas para gastos de desplazamiento cuya finalidad es facilitar el desplazamiento justificado por motivos socio-familiares o sanitarios a personas con escasos recursos económicos. La ayuda se facilitará para el desplazamiento en transportes públicos y se realizará mediante vales canjeables por un billete de autobús con un importe máximo de 300 euros.

Para aquellos ciudadanos que se les dé el caso de sufrir una situación de causa mayor (incendio, desahucio,…) y que no les sea posible la convivencia de la persona o unidad familiar en su domicilio habitual y carezca de recursos propios o familiares que le presten apoyo existen unas ayudas económicas para el alojamiento alternativo de urgencia y temporal, con una duración máxima de un mes ampliable hasta un máximo de otro mes más, cuya cuantía se ajustará a la necesidad planteada.

Otras medidas aprobadas están destinadas a facilitar la incorporación de los usuarios de los Servicios Sociales Municipales al mercado laboral, así como su participación en actividades formativas para mejorar su empleabilidad.