El pliego de condiciones del servicio de ayuda a domicilio de Alhaurín el Grande, en los tribunales

El PSOE defiende un nuevo pliego que debería atender a las condiciones laborales de las trabajadoras actuales

(Nota Prensa PSOE Alh el Grande) El pliego de condiciones para adjudicar el servicio de ayuda a domicilio convocado por el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande está parado y a la espera de que el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales dirima el conflicto planteado por la  Asociación Estatal de Entidades de Servicios de Atención a Domicilio, que ha impugnado el concurso, según ha podido saber el grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento deAlhaurín el Grande mediante el decreto 1014/2019.

La apertura de las ofertas, prevista para el 25 de marzo, ha tenido que ser suspendida. El concurso representa un coste de 2.074.088,33 euros con dos años de vigencia más prórrogas y cuenta con financiación de la comunidad autónoma.

La clave de la impugnación está en los costes por hora de prestación del servicio, situados en 12,45 euros.

El PSOE ha hecho propias las reivindicaciones de la plantilla de trabajadoras con el objetivo de prestar un mejor servicio. El candidato del PSOE ala Alcaldía, Luis Guerrero, ha explicado que su partido tiene dos objetivos: mejora del servicio para las personas dependientes y defensa de unas condiciones dignas de trabajo para las empleadas. Para ello si el pliego debe subir económicamente, la garantía debe ser que esa subidad repercuta en el sueldo de las trabajadoras y no se derive al beneficio de la empresa adjudicataria.

Un nuevo pliego, en el caso de que el recurrido sea suspendido, o el próximo debe incluir cláusulas sociales (para la contratación de personas en riesgo de exclusión social, por ejemplo) y más puntuación para las empresas que presenten mejoras en el servicio.

El candidato socialista ha explicado que la coordinación entre los Servicios Sociales y la plantilla de trabajadoras de la empresa adjudicaría debe ser mayor, “porque están en contacto con la realidad social del pueblo y esa información es importante”. Asimismo, ha explicado que defiende la elaboración de una carta de servicios para que las personas dependientes y sus familias sepan qué cubre la ayuda, “una garantía para trabajadoras y beneficiarios”.

En términos laborales, Guerrero ha indicado que la conciliación de la vida laboral y personal es prioridad a ambos lados del servicio: para las familias con las personas dependientes y las trabajadoras. “No son trabajadoras municipales, pero están dando un servicio del municipio y clave dentro la política social de los socialistas”, ha abundado.

Hoy por hoy el servicio se presta gracias a la prórroga del contrato anterior. Da cobertura a unas 150 personas dependientes y emplea a casi ochenta personas, sobre todo mujeres.