Torremolinos lideró en febrero el ranking de turistas tanto en destinos de costa como urbanos de la provincia de Málaga

playas vista torremolinos 31 julio 2014

La localidad recibió ese mes 50.349 viajeros, casi un 74 por ciento más que en enero

Torremolinos ha sido el destino de costa líder de la provincia de Málaga por número de turistas en el mes de febrero, e incluso ha superado en ocupación hotelera en fines de semana a Málaga-capital, destino urbano por excelencia de la provincia. La localidad sumó ese mes 50.349 viajeros, un 73,86 por ciento más que los 28.960 registrados en enero.

Los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) consolidan a la localidad a la cabeza de las cifras de turistas, pernoctaciones y ocupación media hotelera que reciben los distintos municipios de la Costa del Sol. Los 50.349 visitantes registrados en febrero -el 54,24 por ciento españoles y el 45,76 por ciento extranjeros-, generaron 205.805 pernoctaciones en hoteles (71.238 más de las 134.567 que hubo en enero), un incremento del 52,94 por ciento que el primer mes del año.

La estancia media en el destino Torremolinos fue de cuatro días por viajero, siempre según los datos del INE.

Las cifras superan, en todos los casos, los resultados logrados por otros municipios de la Costa del Sol durante el mes de febrero. Marbella sumó 35.176 turistas y 108.357 pernoctaciones, Benalmádena alcanzó los 34.371 viajeros y 164.483 pernoctaciones y Fuengirola llegó a los 23.340 turistas y 112.579 noches en hoteles.

Torremolinos aúna más de un tercio de los turistas

Por aportación a los resultados turísticos de la Costa del Sol en febrero, Torremolinos sumó por si solo el 35,10 por ciento del total de turistas recibidos y el 34,80 por ciento de las pernoctaciones en hoteles.

La mejora del comportamiento de la industria turística durante los tres últimos años guarda estrecha relación con la intensa reforma y renovación de la planta hotelera de la localidad desde 2015, que ya tiene efectos con un anticipo al mes de febrero –antes lo solía hacer en abril- en la reapertura de los hoteles y complejos de apartamentos que cerraban por temporada.

En cuanto a ocupación media en fines de semana, los resultados del pasado mes de febrero también colocan al municipio como el que mejores resultados obtuvo, con un índice del 63,95 por ciento. Por detrás quedaron Benalmádena (56,58 por ciento), Fuengirola (52,15 por ciento) y Marbella (33,86 por ciento).

El dato resulta especialmente significativo y trascendental si se tiene en cuenta que ese 63,95 por ciento de ocupación en fines de semana por Torremolinos supera, incluso, el 59,49 por ciento registrado por Málaga-capital, destino urbano de referencia de la provincia y que en ese tramo final de la semana es cuando suma históricamente sus mejores resultados.

De los 50.349 turistas que eligieron en febrero a Torremolinos como su destino vacacional, 27.309 eran de nacionalidad española y 23.040 extranjeros. De los viajeros internacionales, 7.607 fueron británicos; seguidos de los franceses (1.863), belgas (1.752), alemanes (1.678), de Países Bajos (1.523), y suecos (1.063), como mercados más importantes.

Continúa la reforma y mejora de la planta hotelera

La consultora Coliers International reveló en un informe en 2018 como la Costa del Sol se encontraba en el Top 5 como destino español con mayor inversión hotelera, destacando a Torremolinos como el mayor exponente del litoral malagueño en este ranking, y que aglutina el 40 por ciento de la planta hotelera. El municipio suma desde 2015, y especialmente durante el 2017, una inversión privada de casi 300 millones de euros en reformas, renovaciones y operaciones de compra-venta de establecimientos turísticos.

A lo largo de este pasado invierno, y en el caso del Meliá Costa del Sol, ha proseguido su proceso inversor con la renovación de la fachada de su segundo edificio y sumar a la oferta nocturna una terraza de 1.200 metros cuadrados y otra, en cuestión de meses, de 1.400 metros con servicios ‘premium’ para sus clientes más exclusivos. Según estimaciones de la cadena hotelera, para mediados de mayo la reforma integral del hotel, con sus 540 habitaciones, estará ya concluida con la implantación, además de tecnología de vanguardia.

Por su lado, la cadena MS ha terminado esta temporada baja las obras para modernizar el hotel Aguamarina y convertirlo en un cuatro estrellas superior en el que todas las habitaciones se han convertido en suites y junior suites. Con una inversión de casi cuatro millones de euros, el hotel ha transformado desde la fachada hasta las piscinas y el spa y ha se sumado a la tendencia de las ‘roof tops’ o terrazas, con una oferta nocturna que además contará con un acceso directo desde la calle.

Print Friendly, PDF & Email