FAMP y FEMP organizan una jornada para explicar las excelencias de la Central de Contratación que permite ahorrar a las corporaciones locales

La Central cuenta con más de 1200 entidades locales adheridas que representan a 21.000.000 de habitantes de todas las Comunidades Autónomas, 190 corporaciones locales son andaluzas

El vicepresidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova; la directora general de Contratación, Régimen Interior y Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla, Anabel Moreno; el subdirector de la Central de Contratación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Adrián Dorta y la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela Tudela, han inaugurado hoy en Sevilla una jornada sobre la Central de Contratación de la FEMP en la que están registradas 190 corporaciones locales andaluzas. La jornada ha sido organizada por la FEMP y la FAMP en colaboración con la Diputación de Sevilla.

Una Central de Compras es un operador que, disponiendo de recursos económicos y personalidad jurídica propia, tiene por objetivo desarrollar actividades y prestar servicios a las empresas independientes que, con espíritu de cooperación, se han asociado a su organización mediante una reglamentación interna para mejorar su posición competitiva en el mercado.

La Central de Contratación de la FEMP se configura como un servicio especializado en materia de contratación a disposición de las 7.366 Entidades Locales asociadas a la FEMP y sus entes dependientes.

Su regulación, amparada en la antigua y en la nueva ley de contratos del sector público, asimila a este instrumento los servicios de contratación centralizada de funcionamiento similar al que se utilizan en otras administraciones públicas. Esta cuestión constituye, sin duda, un gran paso en la reclamación histórica que se viene realizando desde la FEMP y la FAMP, en cuanto a que la administración local tenga reconocido su espacio propio, así como de igual a igual con el resto de administraciones.

Según explicó Adrián Dorta, la configuración de este servicio parte del respeto de la autonomía local y del cumplimiento de los fines estatutarios de toda Federación de Entes Locales de ámbito nacional o territorial, por lo que la adhesión a la Central de Contratación tiene carácter voluntario: “La adhesión habilita pero no obliga a contratar a través de la misma, siendo perfectamente compatible con la posibilidad de que la entidad local inicie sus propios procedimientos o incluso contrate servicios o suministros a través de otras Centrales”.

La adhesión no tiene coste para la Entidad Local. La Central de Contratación no agrega demanda, no contrata en nombre las entidades locales, sino que “facilita el marco jurídico y los medios para que cada corporación realice la contratación de los suministros y servicios disponibles de una forma ágil y con todas las garantías jurídicas”, añadió Dorta.

Objetivos

Los objetivos de ese servicio son, entre otros, ofrecer a los asociados una alternativa procedimental a efectos de contratación simplificando los procedimientos de contratación, adaptarlos a las necesidades de las entidades locales y hacerlos accesibles a todos los responsables técnicos y políticos que participan en estos procedimientos. Y ofrecer a las Entidades Locales y entes dependientes unos servicios y suministros de calidad a precios competitivos y con todas las garantías jurídicas necesarias.

Más de 1.200 Entidades Locales de España están adheridas, lo que representa a más de 21.000.000 de habitantes de todas las Comunidades Autónomas. 190 son de Andalucía y representan a las ocho provincias. Los contratos firmados por las Entidades Locales y los entes dependientes prueban que se trata de un servicio transversal y adaptable a las necesidades de cada Corporación.

Experiencia de la FAMP

La FAMP no cuenta con una Central de Compras; pero sin embargo, trabaja en sintonía con este tema gracias a la participación en un proyecto europeo vinculado a la Compra Pública Sostenible, o lo que es lo mismo, la compra o contratación de productos o servicios por parte de la Administración Pública con criterios de sostenibilidad ambiental.

El vicepresidente de la FAMP, Joaquín Villanova, subrayó que “esto ya es una realidad en la agenda social y política de todos los estados de la Unión Europea y, por supuesto, en nuestros municipios. Prueba de ello es el interés creciente de las todas las administraciones y de las empresas públicas o privadas para adaptar sus procedimientos a este nuevo modelo de innovación social”.

Villanova destacó que “somos conscientes de que la Administración debe inspirarse en criterios de rentabilidad asociados al coste-beneficio y por ello se hace necesario dar a conocer este modelo de compra ya que aborda una gestión más sostenible de los recursos públicos desde un respeto medioambiental que beneficiará a la ciudadanía y a propia administración local”.

Finalmente, subrayó que desde la FAMP “asumimos la responsabilidad y el reto que supone liderar una estrategia basada en el acercamiento a las empresas, la capacitación de los responsables de contratación de la administración pública; así como la sistematización y unificación de criterios y procedimientos que consoliden la implantación real de la Compra Pública Sostenible en nuestros ayuntamientos”.

Proyecto europeo GreenS

El proyecto GreenS, en el que ha participado la FAMP junto a socios de ocho países de la Unión Europea, ha tenido como principal objetivo impulsar y aumentar la capacidad y habilidades de las autoridades públicas para ahorrar energía, reducir emisiones de CO2 y reducir costes aplicando soluciones innovadoras en el ámbito de la Compra Pública Sostenible.

Gracias a este proyecto se ha constituido la Red Andaluza de Compra Pública Sostenible que da soporte a las actividades relativas a la implementación de la Compra Pública Sostenible ofreciendo un marco para la cooperación multinivel para las administraciones públicas y las empresas en sectores de iluminación interior, alumbrado público, vehículos eficientes y equipamiento de oficina.

La Red cuenta con más de 30 entidades adheridas, instituciones públicas y privadas, firmantes del Memorando de Cooperación y brinda un cauce para trabajar por la normalización y la institucionalización de la contratación pública con criterios de sostenibilidad medioambiental.

Villanova subrayó que “desde la FAMP asumimos la responsabilidad y el reto que supone liderar una estrategia basada en el acercamiento a las empresas, la capacitación de los responsables de contratación de la administración pública y la sistematización y unificación de criterios y procedimientos que consoliden una implantación real de la Compra Pública Sostenible”.