El SAS ha detectado que 167.117 malagueños están pendientes de una intervención o consulta especializada