Villanova agradece la colaboración ciudadana para la ejecución de la obra de la carretera de Torrealquería

El Ayuntamiento aprueba una modificación de 307.000 euros para continuar con las inversiones en comunicaciones e infraestructuras dañadas por las últimas inundaciones. La prolongación del embovedado del arroyo Blanquillo por el centro urbano comenzará tras la Semana Santa

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha agradecido la colaboración ciudadana en el desarrollo de las obras de la carretera de Torrealquería, y ha afirmado que la mayoría de los propietarios afectados por esta actuación se están portando “de maravilla”. Villanova hizo estas declaraciones durante el último pleno ordinario de la Corporación, que aprobó una modificación presupuestaria de 307.000 euros para continuar con las inversiones en comunicaciones e infraestructuras dañadas por las últimas inundaciones.

“Los vecinos nos han cedido parte de sus terrenos y, a cambio, les vamos a vallar sus parcelas. Algunos han perdido hileras de aguacates o de limones. Han comprendido que su colaboración es importante porque vamos a dejar espacio para meter la preinstalación del alumbrado”, explicó el regidor en referencia a las obras de la carretera de Torrealquería, que suponen la mejora de trazado y del firme, además de la creación de un nuevo tramo de carril-bici.

Villanova visitó ayer la zona y explicó que también se están realizando tareas de desbroce y limpieza en los arroyos para evitar que taponen la salida del arroyo del Valle cuendo llueve. La previsión es que las obras estén terminadas dentro de un mes aproximadamente. El Ayuntamiento también agradece la paciencia y cooperación de los vecinos de Torrealquería y los dueños de las fincas situadas en este tramo, que se ha tenido que cerrar al tráfico para el desarrollo de estos trabajos.

“Se trata de una medida necesaria para buscar un salto de calidad de las comunicaciones rurales. En este caso, sumando la fase anterior a la altura del centro de producción de Viveros Guzmán hacia El Romeral, serán más de dos kilómetros de vía los que verán reforzada su seguridad vial, y ambos núcleos quedarán conectados por carril-bici y una pista de asfalto en buenas condiciones para los vehículos”, apuntó el primer edil.

Por otro lado, anunció que las obras para la prolongación del nuevo embovedado del arroyo Blanquillo por el centro urbano, se han pospuesto para después de la Semana Santa, con la intención de no entorpecer los desfiles procesionales. Este complejo proyecto, afectará a las calles Mirador de Bellavista y a la avenida de España y supone las fases 2 y 3 de este plan tras finalizar la primera fase en la zona del Parque Ferial. Con ello se persigue garantizar el buen funcionamiento del sistema de recogida de pluviales en este punto, que recibe abundante agua torrencial. La inversión asciende a unos 300.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email
loading...