La importancia de una buena investigación ante una muerte sospechosa

(Mª Teresa Fortea Santander /Perito Judicial Criminalista Forense. Perito Judicial Tributario)  Como Perito Judicial Criminalista Forense, veo a diario desapariciones sin respuesta, y lo que  es mucho peor desapariciones con resultado de muerte, que se queden sin una respuesta de cómo, quien y porque sucedió.

No cabe duda, que los avances en genética y biología molecular están revolucionando la práctica de la medicina legal y forense, una disciplina que permite aplicar los conocimientos médicos a la investigación y el esclarecimiento de las muertes presuntamente violentas o sospechosas de criminalidad, y en la búsqueda e identificación del agresor.

Hoy por hoy, las huellas genéticas, constituyen una auténtica revolución en lo que se conoce como criminalística biológica, o sea, el estudio de los vestigios exclusivamente orgánicos, como pelos, manchas de sangre, semen, saliva y pelos dejados por el agresor en el lugar del delito y que permiten reconocerle.

Muerte violenta, es debida a causas externas, que generan fallecimientos de las personas. Se debe a un mecanismo suicida, accidental u homicida, exógeno al sujeto. La muerte se debe a mecanismos traumáticos o a fuerzas extrañas que irrumpen violentamente en el organismo.

Investigar una muerte violenta, es un proceso complejo, que depende de numerosos factores.

PROPÓSITOS ESPECÍFICOS

1.- Aplicar los métodos inductivos y deductivos, en el hecho de muerte violenta por causa conocida.

2.- Analizar los diferentes tipos de Muerte Violenta por Causa Conocida.

3.- Conocer las características médicos jurídicas de la consecuencias de la Muerte Violenta por Causa Conocida.

JUSTIFICACIÓN

Las muertes violentas, se dividen en tres grandes grupos; muertes homicidas, Muertes suicidas y Muertes accidentales.

No siempre existen elementos indicadores, también pueden existir elementos distorsionadores, consistente en la intervención de terceras personas a posteriori de los hechos, esto se observa sobre todo ante la necesidad de ocultar el suicidio, para los sobrevivientes evitar ser juzgados o cuestionados en dependencia de su religión o legislación.

El concepto de muerte violenta, se debe entender en un sentido amplio del término e incluye cualquier fallecimiento que tenga su origen en un factor externo al individuo, ya sea de origen accidental o voluntario.

Se incluyen en este importante grupo:

-Accidentes.

– Homicidio y lesiones provocadas intencionalmente por otras personas.

Suicidio y homicidio son muertes violentas voluntarias. La única diferencia es que la intención aniquiladora se dirige contra otro o contra el mismo sujeto. En una y otra determinación parecen tener profundo peso los factores culturales, emocionales y ambientales en su más amplia acepción.

INVESTIGAR LA CAUSA DE LA MUERTE

Las causas de la muerte con que puede encontrarse un Perito Judicial Criminalista Forense en su investigación pueden ser:

  • Patológicas: En ellas intervienen factores de orden médico como enfermedades, anómalas fetales, accidentes obstétricos, compresión craneana, etc. Pueden ser consecuencia de ineficacia o tratamientos médicos ya sea por la formación técnica carente de una base real y concreta o por el escaso interés por las enfermedades fetales o casos obstétricos.
  • Culposas: Estas tienen un interés médico legal más directo. Se trata de casos de imprudencia o negligencia a consecuencia de lo cual se produjo el fallecimiento.

La prueba pericial es el medio probatorio con el cual se obtiene dentro del proceso un dictamen fundado en especiales conocimiento científico técnico, útil para el descubrimiento o la valoración de un elemento de prueba(resulta este todo dato objetivo que se incorpora legalmente al proceso, capaz de producir un conocimiento cierto o probable acerca de los hechos investigados).

  • La práctica ha demostrado en los casos de muerte violenta lo imprescindible que resulta la intervención del Perito Judicial Criminalista Forense, para la aclaración de los hechos y el descubrimiento de la verdad.
  • El principio de libre valoración de la prueba se fundamenta en la libertad que le es reconocida al órgano jurisdiccional para ponderar los diferentes elementos de prueba entendida como la proscripción de toda regla legal que restrinja la actuación de los jueces en la formación de la convicción sobre el hecho objeto del proceso. Pero no como absoluta o ilimitada y subjetivizada conforme a la versión inicial de la íntima convicción sino basada en lo que se conoce como regla de la sana crítica (de la lógica, de la experiencia y de los conocimientos científicos), de modo que permitan su racionalidad, cientificidad y logicidad.

ASPECTOS TÉCNICOS A TENER EN CUENTA

Cuando se produce una muerte sospechosa:

-Conservación: se logra impidiendo el paso al lugar a cualquier persona hasta que el juez llegue.

-Situación: antes de entra al lugar hay que inspeccionar el lugar.

-Fijación: utilizar técnicas para grabar todos los detalles de interés, antes de proceder al estudio minucioso del mismo.

-Inspección: realizar un examen minucioso de la escena, atendiendo no solo al cadáver sino a todo lo que se encuentra a su alrededor.

-Recogida de muestras: revisión y envío al laboratorio.

Llegado a este punto, creo que hemos hecho un recorrido por los aspectos medulares de este tan controvertido y actual tema. Es importante insistir que cada día y con más frecuencia se exige de los peritos diagnósticos medico legales diferenciales de estas muerte.

Por tanto, de manera general, puedo plantear que es necesario un estudio exhaustivo de todas las pruebas que rodean al cuerpo de una muerte sospechosa, sin olvidar, la triangulación de los móviles, está demostrando como el móvil puede ser un hilo de investigación muy relevante.

Si bien tanto la triangulación como la geolocalización de llamadas permiten determinar la posición de un dispositivo de telefonía móvil, lo hacen con un amplio margen de error que puede ir desde un par hasta cientos de kilómetros.

La geolocalización de ninguna manera permite establecer la ubicación específica de un dispositivo, sino como vemos, dar una pauta de su ubicación respecto a una zona y con un amplio margen de error.

En contraposición, la triangulación sí permite establecer con un poco más de precisión la ubicación de un celular en la red de telefonía, pero siempre en tiempo real. Ello se realiza calculando la distancia del celular a por lo menos TRES radiobases (tri-angulación), y mediante cálculos trigonométricos, establecer la ubicación con un margen de error de un par de kilómetros cuadrados, y nuevamente con un barrido de la zona, dar con los sospechosos.