Fernando Fernández se despide tras ocho años como alcalde de Coín

Esta mañana ha presentado su renuncia ante el pleno y ha afirmado que ser alcalde “ha sido lo mejor que le ha pasado en su vida política”

Esta mañana se ha celebrado un pleno extraordinario y urgente en el que el alcalde, Fernando Fernández, ha presentado su renuncia tras ocho años ocupando el puesto de regidor municipal de Coín y 16 años desarrollando diferentes cargos en la vida política malagueña. Fernández renuncia tras su reciente nombramiento como delegado provincial de la Junta de Andalucía, asumiendo la delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

En su intervención en el pleno, el alcalde ha manifestado que ser regidor de su ciudad “ha sido lo mejor que le ha pasado en su vida política” y ha explicado que se siente orgulloso del trabajo realizado por su equipo de gobierno ya que “dejamos una ciudad y un ayuntamiento mucho mejor que el que nos encontramos”. El primer edil ha recordado la fuerte deuda que se encontró cuando llegó al consistorio en el año 2011 de 27 millones de euros y que se ha rebajado a la mitad, así como se ha logrado “una administración fiable de cara a los proveedores. También ha destacado el cambio sustancial en cuanto a infraestructuras, con grandes proyectos ejecutados durante estas dos últimas legislaturas como la avenida de España, la Escuela de Música, el mercado Agroalimentario, la reforma de las piscinas municipales y un largo etcétera.

Por su parte, los representantes de los partidos de la oposición han agradecido el trabajo realizado por Fernández y, sobretodo, el buen ambiente que se ha tenido en las sesiones plenarias y en las reuniones y actos celebrados. Le han deseado suerte en su nueva andadura y le han pedido que en su nuevo cargo como delegado mire por los intereses de Coín.

Ahora afronta una nueva etapa “con ilusión y entusiasmo” y con especial interés por el sector agroalimentario y ganadero, así como con la intención de que se solventes algunos problemas que estaban atascados por la Junta como la depuración de aguas residuales que afectan a Coín, pero afirmando que prestará atención por igual a los 103 pueblos de la provincia.