El Ayuntamiento de Torremolinos calcula que la liquidación de 2018 arrojará un superávit de 8 millones de euros

El pago a proveedores se sitúa por debajo de 40 días

Una vez consolidado el superávit de 14 millones del 2017, el Ayuntamiento de Torremolinos estima que la liquidación de 2018 apunta a un superávit de 8 millones de euros, lo que consolida la recuperación de las arcas municipales gracias a la gestión económica del equipo de gobierno y a la eficacia del presupuesto de 2017, que ha sido acertado. Paralelamente, se ha mejorado el pago a proveedores, de manera que ya están al día todos los pagos de 2018 y en la actualidad el abono se ha bajado a los 40 días.

“Estamos muy satisfechos de cerrar 2018 con un superávit tan importante y también con haber cumplido el 100% de los planes de pago del ejercicio anterior. Y además, lo más importante es que esta recuperación se hace sin tener que pedir un solo euro a los bancos. En esta gestión eficaz de las cuentas tiene mucho que ver la unidad de recaudación que se ha creado en esta legislatura y quiero agradecer el buen trabajo de este equipo”, ha destacado la concejala de Hacienda, Maribel Tocón.

Bajada de la deuda y recaudación extraordinaria

La deuda municipal era de 197 millones en 2015 y a lo largo de los casi cuatro años de gestión del actual equipo de gobierno, se ha reducido en 42 millones y actualmente se encuentra en 155 millones de euros. Además, la aplicación de una eficaz política de gestión económica ha permitido una recaudación extraordinaria de 600.000 euros en el último trimestre, que procede de recuperar deudas antiguas de grandes empresas con el consistorio y el ahorro considerable de comisiones bancarias. Cabe recordar que el equipo de gobierno apostó por hacer la mayor bajada de impuestos que se haya hecho en Torremolinos reduciendo el IBI en un 25% de una sola vez y a todos los vecinos por igual.

Print Friendly, PDF & Email
loading...