Medio centenar de vecinos de la Cañada de Los Cardos dan su visto bueno al avance de proyecto de reurbanización del barrio que les presentó el Ayuntamiento

En la reunión de ayer con la edil de Urbanismo, le pidieron agilidad para seguir avanzando en el proyecto tras años de abandono

(Prensa Ayto Torremolinos) Más de medio centenar de vecinos y vecinas de La Cañada de Los Cardos se reunieron en la tarde de ayer con la concejala de Urbanismo, Maribel Tocón, para conocer de primera mano el avance del proyecto de mejora del barrio que ya presentaron en diciembre el alcalde y la edil a la asociación de vecinos. Los asistentes a la reunión mostraron su acuerdo con todas las propuestas presentadas por el equipo de gobierno, que incluyen tanto saneamiento como acerado, mobiliario urbano y la reordenación del sentido de tráfico. Asimismo, pidieron agilidad para seguir avanzando en el proyecto tras años de abandono.

Tras esta consulta a los vecinos, cuyo objetivo era integrar sus sugerencias, el siguiente paso es la redacción del proyecto completo lo que llevará e torno a un mes y medio. Una vez esté listo, la concejala se ha comprometido a hacerles llegar una copia a los vecinos y tendrán quince días para hacer alegaciones.

“Hoy cumplimos nuestro compromiso con los vecinos de La Cañada de los Cardos de vernos por segunda vez para abundar en el proyecto de mejora de su barrio. Estamos contando con ellos porque queremos que quede a su gusto, ya que llevan tantos años esperando lo que es de justicia para esta zona que ha estado históricamente dejada. Este equipo de gobierno cumple su compromiso con estos vecinos y atendemos ahora esta demanda histórica de hace más de una década”.

El proyecto está valorado en 4,5 millones de euros, se acometería por fases e incluye el saneamiento, pluviales, media tensión, baja tensión, acerado (con terrazo en pizarrosa gris), pavimento, alumbrado, asfaltado y bordillo achafanado.

Los vecinos solicitaron ayer que se acometan algunas actuaciones mientras comienzan los trabajos de reurbanización que la concejala de Urbanismo se comprometió a atender: poner en funcionamiento los semáforos del cruce de entrada, adecuar la zona del restaurante La Cañada para prohibir el estacionamiento en todo su entorno y la retirada de elementos que están en la vía pública.

Print Friendly, PDF & Email