Charlas Conmigo Misma: Ave Fénix

El tiempo pasa y cae como una losa sobre nosotros. Y a veces no sabes cuál es tu norte, vas dando tumbos y sin querer caes en una tonta depresión que te hace retroceder y pensar que tiempos pasados eran mejores.

Menos mal que al final se impone la cordura y yo, cual ave fénix, renazco de mis cenizas e intento que el desánimo no se apodere de mi persona.

Voy a seguir hablando conmigo misma; así nadie me llevará la contraria. Contaré las cosas que más me preocupan o que más me gusten, siempre a mi manera, por supuesto. Ya sé que las ultimas noticias no han sido nada agradables, pero lo que más me ha molestado sin duda han sido los medios de comunicación, que, más que noticia sobre una  desgracia tan grande como la muerte de un niño, lo han tratado como una serie televisiva sin importarles el dolor ajeno; solo les interesaba la audiencia. ¡¡En qué país vivimos!!

¿No hay caridad humana? ¿Tan banales somos? Me niego a creerlo. Espero y deseo que estos medios (llámese prensa o televisión) tengan un poco más de amor al prójimo y den las noticias sin el morbo con que las dan.

En el cielo hay un nuevo ángel sin dudar, y a sus padres les deseo de corazón fuerza para llevar esta pena, y resignación cristiana.

Descanse en la Paz del Señor Julen.