Atracción por las plantas

Es innegable la importancia que tienen las plantas en nuestras vidas, sin ellas la vida en la Tierra no existiría. Nos proporcionan, entre otros, alimentos (en forma de frutos, semillas y raíces), medicamentos, aire para respirar, adorna los espacios y jardines públicos, ofrece energía, aumenta la biodiversidad de las especies, frena el cambio climático e, incluso, inspira a artistas. Recordemos el ‘Jarrón de Flores’ de Renoir, el ‘Campo de amapolas’ de Monet o ‘Los Girasoles” de Vincent va Gogh.

En el transcurso de nuestras vidas podemos encontrar flores de muchos tipos: pequeñas, vistosas, populares, escasas, misteriosas, de diferentes perfumes, tamaños, formas y colores. Cada color representa un sentimiento: para el amor, la pasión y la emoción, elegiremos la flor roja; la verde como símbolo de la esperanza; la rosa para un bonito gesto y transmitir buenos sentimientos o, la blanca para trasladar armonía. El contacto con las flores aporta alegría a la vista, agradables olores y un sentimiento de júbilo. La única responsabilidad que te exige este ser vivo es que cuides de que no le falte agua, luz y atención.

Nada más bello que “un huerto de flor” en el que cada estación cuenta con una gran variedad de flores y plantas distintas. Gracias a los jardines públicos, podemos disfrutar de todas las variedades. Así, llegado el invierno, veremos en los jardines crisantemos, flores de pascuas que anuncian la navidad o toda la gama de colores de las pequeños alelíes. La primavera trae consigo una explosión de coloridos alegres y vivos, llenándose los jardines de begonias, gitanillas, lirios y hortensias entre otros. Jardines aromáticos en verano, inundados de rosales, campanillas y verbenas. Y volverán los crisantemos en otoño, junto a las caléndulas, las margaritas y los pensamientos.

Pero no solo adornan nuestros jardines y hogares, son muchos los que afirman que las flores ayudan a favorecer el buen estado de ánimo y un ambiente óptimo de paz y tranquilidad, por algo, y no en vano, las flores nos acompañan a lo largo de nuestras vidas. Las dibujamos de pequeños junto a una casita y bajo un sol radiante, las deshojamos cuando estamos enamorados, nos hacemos collares y adornos florales para el cabello, las llevamos en la solapa para las celebraciones…

Print Friendly, PDF & Email