El Ayuntamiento de Coín decreta un día de luto por el fallecimiento de la concejala de Cultura, Maribel Urbaneja

Esta tarde, a las 16.00 horas se celebrará la misa funeral en la iglesia de San Juan Bautista

El municipio de Coín se ha despertado hoy de luto por el fallecimiento de la concejala de Cultura del Ayuntamiento, Maribel Urbaneja, ayer, a los 60 años de edad, tras haber luchado contra la enfermedad que padecía desde hacía varios años.

El alcalde de Coín, Fernando Fernández, ha decretado un día de luto oficial por la pérdida de nuestra compañera y amiga Maribel, que destacó por su profesionalidad, por ser una persona luchadora, trabajadora, culta, amable y siempre sonriente.

Maribel ha sido concejala del Ayuntamiento desde el año 2007 dentro del Partido Popular, primero en la oposición y desde el año 2011, dirigiendo las delegaciones de Cultura, Patrimonio, Protocolo y también en un inicio la de Economía. Una labor en la que demostraba su vocación de servicio público y donde volcaba toda su creatividad y buen saber hacer con el único propósito de convertir la ciudad de Coín, su pueblo, en un referente cultural de primer orden. Y lo consiguió, porque desde que cogió las riendas de la concejalía, ésta se abrió a multitud de artistas, asociaciones y colectivos que vieron la posibilidad de mostrar su arte al resto de los ciudadanos, también apostó por la formación y por la recuperación de los espacios públicos para el disfrute de los vecinos. Ejemplo de ello fue la creación de la Escuela de Música y Danza, homologada por la Junta de Andalucía; la remodelación de la Casa de la Cultura convirtiendo una de las zonas en biblioteca; la apertura y puesta en valor de las cuevas rupestres; la recuperación de distintas zonas del antiguo convento de Santa María; o la próxima apertura del Centro Reyna Manescau, un proyecto que ahora verá la luz tras su arduo trabajo para que sea una realidad. Sin olvidar, actividades que ella misma  proyectó y programó con su equipo de Cultura, como la Noche al Raso, sacando el arte a la calle, o multitud de iniciativas que abarcaron cualquier disciplina artística.

Además de ser una mujer que siempre ha presumido de Coín, divulgado la historia e importancia de su ciudad y luchado por su avance, también lo ha hecho desde el otro ámbito laboral que ha desarrollado desde joven que es su profesión de letrada. Licenciada en Derecho por la Universidad de Granada,  ejerció la abogacía como profesional liberal, trabajando en el turno de oficio y en el de violencia de género. Por su despacho han pasado numerosas personas a las que no sólo ha ayudado como profesional sino que ha demostrado su humanidad y sensibilidad.

Maribel tuvo que luchar con una grave enfermedad, siempre con ánimo y positividad, siendo un ejemplo de vida para muchos.

Todos sus compañeros y amigos la echaremos mucho de menos porque supo conquistar con su fuerte personalidad, espíritu de lucha y simpatía a todo aquel que la conoció.

Desde el Ayuntamiento queremos trasladar el pésame a su marido, sus dos hijos y sus hermanos; así como comunicar que el funeral por el eterno descanso de su alma será hoy a las 16.00 horas, en la iglesia de San Juan.