Más del 93% de los restaurantes y hoteles de la provincia prefieren los productos malagueños