Abre al público la segunda fase de la senda litoral de Mijas desde El Capricho a El Juncal

El alcalde de la ciudad, Juan Carlos Maldonado (Cs) y el edil de Infraestructuras, José Carlos Martín (Cs) han destacado la importancia de esta obra financiada en su totalidad por las arcas municipales cuyo importe ha ascendido a 900.000 euros

El Ayuntamiento espera poder consignar para el ejercicio del año 2019 los más de 2 millones de euros referentes al último trazado comprendido entre La Cala y Fuengirola

(Prensa Ayto Mijas) Los mijeños ya pueden pasear por el segundo tramo de la Senda Litoral de Mijas comprendido entre los chiringuitos El Capricho y El Juncal. El alcalde de Mijas, Juan Carlos Maldonado (Cs) y el edil de Infraestructuras, José Carlos Martín (Cs) han puesto en valor esta importante obra que ha sido financiada en su totalidad por las arcas municipales y cuyo importe final ha ascendido a 900.000 euros. “El turismo es el motor económico de nuestra ciudad y este sendero viene a sumar un plus al atractivo de nuestras playas dando la posibilidad de ampliar el recorrido ya existente, no solo para los vecinos, sino también para los turistas a los que les supone un auténtico punto de visita obligado dentro de nuestro término municipal”, señala el regidor.

De la misma manera, Martín ha destacado la envergadura de los trabajos que han contado con dos puentes para salvar el paso de los arroyos de la zona. “La actuación abarca 1.500 metros de longitud y conecta con ese primer tramo ya existente. Nos falta el trazado de 5.300 metros de La Cala a Fuengirola que está a expensas de un informe sectorial para finalizar esta infraestructura por completo”.

Tanto Maldonado como Martín han anunciado que la intención del equipo de gobierno es consignar en los presupuestos de 2019 un montante de más de 2 millones de euros para llevar a cabo esta obra que ya tiene el proyecto redactado.

“Nuestra situación económica sin deuda y con un ahorro de 95 millones de euros nos permite poder llevar a cabo inversiones que benefician a nuestros vecinos. Seguiremos apostando, no solo por este tipo de estructuras, sino también por la lucha contra la inundabilidad, el arreglo de calles, los viales de conexión en la ciudad, los aparcamientos y todos los servicios que vengan a mejorar la calidad de vida de los mijeños”, añade el regidor.

Así pues, la fase desde El Capricho hasta El Juncal ya está finalizada y a punto de ponerse en funcionamiento. La estética de la misma se integra en el paraje natural del litoral con tarima de madera y barandilla y protecciones del mismo material. Las obras han terminado finalmente en este mes tras solventar un modificado técnico que surgió en el trascurso de la ejecución al encontrar restos arqueológicos.

Estos trabajos han sido impulsados por el equipo de Maldonado tras resolver la situación medioambiental existente y obtener los informes favorables de la Consejería responsable del ramo. A su vez, ha habido que poner solución al hecho de que existían parcelas a nombre de particulares por donde pasaba el trazado. El Ayuntamiento ha tenido que llegar a acuerdos con los propietarios de los terrenos para efectuar convenios de cesión y no llegar a la expropiación. Este diálogo ha supuesto un gran avance en el proyecto y, gracias a ese consenso, se han salvado los obstáculos.

Contención de un talud y obras de emergencia

De la misma manera, el área de Infraestructuras sigue trabajando en la primera fase de la senda por un lado con la construcción de un talud para mejorar la estructura y, por otro, con las obras de emergencia para restablecer los daños ocasionados por el temporal.

En lo referente a las obras de contención de un talud junto al primer tramo de la senda litoral ejecutado en el año 2014, cabe destacar que el proyecto de aquel entonces no contemplaba ninguna estructura que contuviera posibles desprendimientos y es por ello, tras haberse dado este tipo de circunstancias, especialmente en días de lluvias fuertes, que el Ayuntamiento va a mejorar este tramo que quedó incompleto.

“Actualmente los trabajos se encuentran en licitación pública con un presupuesto de 187.000 euros y un plazo de ejecución de 4 meses. El objetivo de este gobierno es el de dotar de la máxima seguridad a vecinos y visitantes y con esta iniciativa logramos ponerle solución a un problema que no se tuvo en consideración en el proyecto anterior”, señala Martín.

Las zonas en las que el departamento va a llevar a cabo esta actuación son las relativas a las urbanizaciones Rocas del Mar y Mijas Beach. “Por un lado vamos a construir un muro de mampostería que va a evitar los desprendimientos y va a contener la tierra en el primero de los complejos urbanísticos y, por otro, se va a desarrollar en el segundo un muro ecológico”, asegura el concejal quien ha destacado la doble función del mismo.

 

“Tenemos un mecanismo que contiene los desprendimientos y que, a su vez, al ser respetuoso con el medio ambiente permite que se pueda añadir vegetación a toda la cara visible del talud. Un tratamiento más ecológico y desde el punto de vista paisajístico más atractivo para la zona donde se encuentra ubicado”, apunta Martín.

Respecto a las obras de emergencia, los trabajos ya están en marcha y han sido adjudicados por un importe de 35.974 euros.

Así pues, los últimos fenómenos meteorológicos han provocado un descalce de la cimentación de la tarima de madera debido a la pérdida de arena que servía de protección a la misma. Todos estos desperfectos pertenecen al primer tramo de la senda litoral mijeña ejecutada en el año 2014 no a la segunda fase que trascurre entre los chiringuitos El Capricho y El Juncal.

“Esta infraestructura es de gran importancia para los ciudadanos en general y para el turismo en particular ya que tiene varios usos como el deporte, el paseo o el acceso a las playas, hecho que adquiere especial importancia para las personas con movilidad reducida pues está adaptada para ellos”, añade Martín.

Las obras que se están ejecutando consisten en una cimentación de pilotes torneados de 180 milímetros que soportan una tarima de madera. Entre los mismos se llevará a cabo un encanchado de escollera para protegerlos, garantizando la estabilidad el conjunto. Asimismo, se complementará con una barandilla lateral en el lado sur para evitar la caída en altura.