La huelga estudiantil feminista lidera las calles de Málaga

Huelga Estudiantes Málaga

(Sofía Furse/ Estudiante de Periodismo en la Universidad de Málaga) Tras haber hecho historia en el 8M y en las movilizaciones masivas en contra de la sentencia de la Manada, una gran multitud mixta se abre paso en toda España con motivo de una huelga estudiantil en contra del “machismo en las aulas”.

Las feministas y los aliados feministas no se cortan, lo dan todo en las calles de Málaga luchando por todos los derechos que nunca les han sido concedidos a las mujeres: “El régimen del 78 me aprieta el chocho”. Lemas como “con ropa o sin ropa, mi cuerpo no se toca”, “si todo sigue igual, la vamos a liar; si no se nos escucha, lucha; si no hay solución habrá revolución”. “Inés Arrimadas no es aliada”. “¿Dónde están? No se ven las mujeres del PP”. Respondiendo con “Yo sí sé, dónde están, con la reina y con Aznar”.

Lo que parecía que no tendría apenas repercusión ha terminado siendo una gran manifestación en contra del “machismo en las aulas” a nivel nacional. El Sindicato de Estudiantes y Libres y Combativas convocan esta huelga estudiantil para reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez de forma “inmediata” la asignatura de educación sexual “inclusiva, evaluable y obligatoria”. Esta se impartiría en primaria, secundaria, bachillerato y Formación Profesional; contra el machismo, el sexismo, el maltrato, la cultura de la violación, la homofobia y la transfobia.

Además, también luchan por un decreto ley que prohíba cualquier normativa interna relacionada con la vestimenta, respetando absolutamente la libertad de todas las personas, así como al colectivo LGTBI.

Han participado en el movimiento jóvenes estudiantes, pensionistas y bomberos. La Coordinadora Estatal de Pensionistas también alza la voz: “La diferencia se genera por cuestión de género… e influye en el bienestar de las personas. Una sociedad sana no debe permitir el machismo en ninguno de los ámbitos, como tampoco en las pensiones por la brecha de género, que es injusta y, por tanto, debemos trabajar para que los y las jóvenes no sufran en el mañana, para mejorar y tener trabajos dignos, pensionistas y estudiantes vamos juntos.

La multitud apoyaba estas palabras de la coordinadora estatal al grito de “gobierne quien gobierne, los derechos se defienden”.

También colaboró con el movimiento el colectivo de bomberos apoyando la causa y reivindicando la revocación de la Lomce, con los lemas “ni una menos” y “bomberos y estudiantes unidos adelante”.

Sin embargo, otro colectivo como el Frente de Estudiantes no secundó la huelga considerándola “unilateral”, tachándola de “oportunista” por la fecha en la que se efectúa. Defienden que para acabar con el machismo en las aulas debe haber una “lucha integral” de estudiantes, que vaya más allá de la sentencia de la Manada y que se centre en la educación, que es lo que les concierne a los docentes.

Como ya había recalcado la secretaria general del SE (Sindicato de Estudiantes) Ana García “no es una huelga contra el Gobierno, es una huelga para que el Gobierno haga cosas, que deje de hablar y pase de las palabras a los hechos”, tal y como lo recoge la Agencia EFE