La oposición provoca el retraso en la convocatoria del pleno extraordinario para mantener su engaño a los vecinos

(Nota de Prensa PP Fuengirola) Clara y contundente. Así ha sido la alcaldesa de Fuengirola en el punto del Pleno de octubre en el que ha explicado que el pleno extraordinario para hablar de la resolución referente a Urbaser y que se iba a celebrar hoy ha sido forzado por la oposición a que tenga lugar otro día, ya que estos partidos “parece que quieren irse de puente”.

En este sentido, la alcaldesa ha explicado que su intención era que esta sesión se celebrase “cuanto antes” para aclarar de una vez por todas la situación y que los partidos en la oposición no sigan mintiendo a los fuengiroleños en lo que respecta a este importante asunto.

Así, ha explicado  que el pasado viernes se envió la convocatoria del Pleno Extraordinario en la que se indicaba que esta sesión se iba a celebrar una vez finalizada la sesión ordinaria del Pleno Corporativo fijado para ese día”, una acción que se ha realizado en otras ocasiones. “La oposición dijo que no se ha concretado la hora, por lo que tras hablar con el secretario municipal éste nos indica que sólo había que hacer una subsanación y añadirla. Pero claro, la oposición vuelve a decir que no, porque afirman que no se cumplía el plazo y por ello el pleno no se ha celebrado hoy. Su interés, que quede claro, es irse de puente y les molestaba esta sesión, por la que tanto interés dicen tener”, ha explicado.

En cuanto a la resolución del TSJA, la alcaldesa ha acusado a determinados miembros en la oposición de tener una actitud cínica, ya que ellos mismos apoyaron en un pleno en 2013 la declaración de lesividad  (acto administrativo por el que una entidad administrativa considera dañino para los intereses públicos un acto previamente dictado por ella misma) que dio pie a la presentación de un contencioso para determinar si era necesario abonar los intereses de la deuda a Urbaser. Esta  entidad se había acogido al Plan de Pago a Proveedores impulsado por el Gobierno central y en una resolución similar se había determinado que no había que abonar esa cantidad. De hecho, el Ayuntamiento ganó en primera instancia y la empresa recurrió ante el TSJA.

Ahora lo que el TSJA ha determinado que esa declaración de lesividad, que fue aprobada POR TODA LA CORPORACIÓN en un pleno de octubre de 2013, no es válida. Habrá que determinar a cuánto ascienden la cuantía que, en todo caso, habría que abonar.