El equipo de gobierno socialista utiliza el dinero del plan de empleo de la Junta para costear encuestas y estudios demográficos.

El Partido Popular acusa al PSOE de utilizar esta ayuda de una forma poco acorde al objetivo de la misma, como es dar oportunidades laborales a parados de todas las edades de larga duración

(Nota Prensa PP Torremolinos) El pleno del mes de octubre se ha centrado en evasivas del equipo de gobierno socialista a la hora de dar explicaciones acerca de sus actuaciones en los asuntos municipales.

El primer asunto a tratar ha sido la aprobación inicial de un expediente de modificación presupuestaria sobre las cuentas de 2017, que según el equipo de gobierno cuentan con un superávit de 14 millones de euros pero que la propia Maribel Tocón, concejala de hacienda, ha admitido que no existen en ninguna cuenta sino sobre papel. El Partido Popular a este respecto se ha abstenido en dar su voto favorable ya que no está de acuerdo con la manera en la que se ha obtenido el remanente de tesorería que permite esta operación, y que ha llevado al municipio al estado de dejadez en el que se encuentra.

Por otro lado, el concejal Popular Ramón Del Cid ha formulado una pregunta al pleno relacionada con la utilización de 143.400 euros de los planes de empleo de la Junta de Andalucía, destinados a desempleados de larga duración, que el equipo de gobierno socialista pretende utilizar para contratar a  personal para la creación de un gabinete para estudios demográficos, que contará con dos encuestadores, un sociólogo, un analista de datos, dos personas de atención al público y un administrativo, cuyo objetivo, el equipo de gobierno, ha justificado para las necesidades de los barrios. Los Populares sospechan sin embargo que estos puestos van más enfocados a trabajos de cara a las próximas elecciones municipales de 2019.

Ruegos y preguntas

En el apartado de ruegos y preguntas, los concejales del Partido Popular se han centrado en pedir la reparación de la malla metálica y del muro de la zona deportiva ubicada en la calle Pablo Iglesias, ya que presenta un estado de deterioro preocupante. José Manuel Ruíz ha sido el encargado de rogar tanto la reparación de la malla como del muro con el fin de evitar posible peligros para los viandantes y los usuarios.

Por otro lado, Inmaculada Rosales ha formulado al pleno dos preguntas relacionadas con la bolsa de empleo del Patronato Municipal de Deportes, que sigue sin abrirse y que el concejal socialista César Carrasco, utilizó como arma  de compromiso para paliar las deficiencias del servicio de las sesiones tipo del área de salud del propio patronato. El equipo de gobierno ha respondido que aún llevará su tiempo aunque las listas de los admitidos y excluidos se publique en breve, ya que hay que respetar los tiempos administrativos. Otra muestra más de que los socialistas hacen promesas que no pueden cumplir.

Asimismo, Gema Pérez ha mostrado su interés por el Plan de Empleo Municipal y la tardanza que está teniendo el equipo de gobierno socialista para publicar la lista de los seleccionados. Recordemos que este plan de empleo va dirigido a personas y familias que padecen una situación socio-económica grave, o que se encuentren en riesgo de exclusión social.

Susana Chraibi ha dejado latente el problema sufrido en la zona de la Cuesta del Tajo y la calle Peligro, debido a la mala ejecución de las obras de adaptación y saneamiento que se han llevado a cabo en el lugar, y que se han hecho evidentes con las últimas inclemencias meteorológicas, que han provocado inundaciones y malestar entre los vecinos. Ante esta pregunta, la concejala de urbanismo socialista, Maribel Tocón, ha respondido que el equipo de gobierno está muy orgulloso de las obras allí realizadas, afirmando que los trabajos son totalmente satisfactorios y no se van a revisar.

Por último, Margarita Del Cid, portavoz del partido popular de Torremolinos, se ha interesado por el plan de actuación sobre las obras del instituto de bachillerato del IES Concha Méndez Cuesta de Torremolinos, a lo que el concejal socialista César Carrasco ha respondido que no existe un plan de actuación firmado o al menos él no tiene nada por escrito, lo que hace pensar que de nuevo los socialistas vendieron la piel antes de cazar al oso, haciendo creer a las familias de los 1.300 alumnos afectados, que para este curso podrían contar con el nuevo inmueble.

Un pleno en el que de nuevo el PSOE justifica lo injustificable y lanza balones fuera, e incluso se molesta al recibir en sesión plenaria preguntas que no son de su agrado.

Print Friendly, PDF & Email