Luis Guerrero: “Soy nieto de la emigración alhaurina”

Luis Guerrero. Candidato PSOE Alcaldía Alhaurín el Grande.

Revista Lugar de Encuentro Digital continúa con su ronda de entrevistas a los diferentes candidatos de partidos políticos que se presentan para las elecciones municipales de 2019. Tal es el caso de Luis Guerrero, 41 años, Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Málaga. Periodista. Ha trabajado en medios provinciales como Diario Sur y La Opinión de Málaga. Asimismo, es concejal en el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande y diputado provincial.


¿Por qué un periodista en política?

Los periodistas tenemos una responsabilidad social en democracia

Por compromiso social, por el compromiso con los valores de la igualdad y la justicia social. Los periodistas tenemos una responsabilidad social en democracia. Cuando esa responsabilidad se une a la defensa de unos ideales y a una militancia, ese ejercicio solo puede hacer mediante la política. Como periodista siempre me interesé en las ideas para transformar y modernizar nuestra provincia y ese mismo empuje me llevó a la política. Suelo decir que conozco ambos lados de la trinchera mediática. Lo cual, como persona, me ha hecho ser más empático, moderado y reflexivo.

¿Qué resumen podrías hacernos de estos cuatro años de diputado provincial?

En el caso de la Diputación, he defendido proyectos para Alhaurín el Grande sobre todo en materia de carreteras y de la financiación del Ayuntamiento. He defendido que la Diputación debe hacerse cargo de la carretera de Villafranco e invertir en la carretera de Cártama. Las comunicaciones son vitales para Alhaurín, que tiene un gran potencial por su ubicación estratégica en el Valle del Guadalhorce. El gran consenso político que necesita Alhaurín es la unidad en reclamar más y mejores carreteras.

En cuanto a la financiación, nuestro pueblo sigue necesitando a la Diputación, aunque la institución se centra en municipios pequeños. El grupo socialista ha propuesto y pudimos sacar adelante que durante este mandato se mantuviera ese apoyo económico y técnico. En cambio, el PP ha rechazado nuestra iniciativa para que los ayuntamientos con anejos, diseminados o núcleos de población, como Villafranco, reciban dinero para inversiones, porque las características de esta población dispersa en el territorio encarece los servicios básicos. En el caso de nuestro ayuntamiento, habría sido un complemento de financiación con un destino: igualar los servicios que presta a los alhaurinos que residen en el núcleo de Villafranco.

¿Y como concejal en Alhaurín el Grande?

Aparte de mi responsabilidad política, para mí tiene un componente emocional muy alto. Mis padres y abuelos son alhaurinos. Soy nieto de la emigración alhaurina del campo a la ciudad en los años 50. Mis abuelos paternos se fueron a vender fruta a Torremolinos y los maternos siguieron en el pueblo, en la calle Nueva. En la plaza de San Sebastián tengo muchos recuerdos de la primera infancia, de ese tiempo feliz en el que estaban todos los que ahora ya no están, como mi abuela María. En 2015 escribí que hacía el camino de vuelta de mi abuelo Bernardo y hacerlo para trabajar por la igualdad y la justicia que él defendió en vida es un orgullo. Para toda mi familia tiene un sentido y un valor sentimental muy relevante.

“No podemos apoyar unos presupuestos que no se han negociado con lealtad”

Si hablo políticamente, trabajamos por el cambio en el pueblo, siendo serios en las propuestas, algo que considero fundamental. No podemos apoyar unos presupuestos que no se han negociado con lealtad ni ánimo de cambiar la situación, y aún menos cuando no se solucionan cuestiones como la transparencia de la bolsa de empleo municipal o se cambia la selección del personal que trabaja para el Ayuntamiento.

¿Por qué decides presentarte a candidato de alcalde por el PSOE?

Represento un proyecto colectivo. En mi carrera profesional periodística aprendí que el éxito solo es posible en equipo, y aún más que un éxito compartido sabe doblemente dulce. He contado con el apoyo de mis compañeros y compañeras, y quiero agradecer el apoyo personal y político del secretario general y portavoz, Luis Miguel Molina. Me siento preparado para ser alcalde de Alhaurín y me enfrento al reto con humildad y dedicación plena. Escuchar a las personas ha formado parte de mi trabajo profesional y sé que el futuro de un pueblo es el futuro de las historias individuales y familiares de sus habitantes.

¿Qué proceso ha seguido tu nombramiento a candidato?

Se convocaron primarias y presenté mi candidatura, con el apoyo de la mayoría de la agrupación. Al ser la única persona en optar, fui proclamado candidato. Nadie puede venir a dar lecciones de primarias al PSOE.

¿Te apoya tu familia en esta decisión?

Mis padres siempre me han apoyado en mis decisiones personales. En este caso han aflorado recuerdos familiares y ese apoyo es mayor. Mi padre nunca ha perdido la conexión con el ‘lugá’. Uno vuelve siempre a sus raíces. Y la candidatura representa un orgullo.

RAÍCES ALHAURINAS

¿Cuáles son tus raíces alhaurinas? 

Como te comenté, mis padres y abuelos son de Alhaurín. Mi abuela María nació en el campo de Mijas, por eso le decían María ‘la mijeña’, y al poco de casarse se vino al pueblo con mi abuelo Luis, al que no conocí pero me dio nombre. Vivo cerca de calle Nueva y paso habitualmente por la plaza, más bien un aparcamiento, donde estaba su casa, en lo que fue un corralón, al fondo. De niño me llamaba la atención porque el calabozo estaba al lado. Allí fue donde vi granizar por primera vez.

De mi abuelo Bernardo te diré que me contaba sus idas y venidas del pueblo a la costa llevando fruta, con una bicicleta por los Caracolillos. Era de la calle Albaicín, de los Flores, si no me equivoco. De niño les hacía entrevistas a mis abuelos, ya apuntaba maneras. Y lógicamente les preguntaba por la Guerra Civil. Mi abuelo me narró que condujo una ambulancia para ambos bandos; sé que fue socialista, pero nunca me habló de política. Pues he podido saber por Cristóbal Jiménez, Montenegro, que vino al pueblo a ver a mi abuela en la ambulancia y ese momento es uno de sus recuerdos de niño: los chavales montados en la ambulancia camino del Bajondillo, donde vivía mi abuela Josefa.

PSOE LOCAL

¿Cómo se encuentra el PSOE local?  

Alhaurín ha sufrido ya bastante con el aislamiento político

Preparado para afrontar un ciclo electoral intenso en los próximos meses. Nos hemos propuesto abrirnos aún más a la sociedad alhaurina, con presencia social y política. Para mí algo fundamental es la interlocución para resolver los problemas reales de los alhaurinos y alhaurinas, con ideas. Una crítica siempre debe ir acompañada de una propuesta. Somos, hoy por hoy, un proyecto conectado en todos los niveles políticos. Es muy importante en el plano de la resolución de problemas, en la generación de oportunidades para el pueblo, siempre con exigencia y lealtad. Hoy por hoy, un partido independiente es un partido aislado y desconectado. Eso lo ha entendido bien la actual alcaldesa. Alhaurín ha sufrido ya bastante con el aislamiento político. La situación de las carreteras se puede explicar, en parte, por ese aislamiento en los años 90.

¿Cuáles serán las líneas básicas del proyecto socialista?

Nuestro proyecto colectivo es un proyecto dialogante y serio, incluyente, abierto a todas las personas que quieran trabajar para que Alhaurín el Grande se convierta en el municipio más importante del Valle del Guadalhorce. La frase más repetida por los alhaurinos es la sensación de estancamiento con respecto a otros pueblos. Basta con mirar la oferta en materia de supermercados o cadenas de alimentación: ¿cuáles están instaladas en Coín y cuántas en Alhaurín?

Alhaurín debe ser un referente en la provincia de Málaga y ser protagonista de noticias positivas por su espíritu emprendedor, por el amor a su identidad y a sus tradiciones, a la cultura, esto último es un valor incalculable. La cultura es libertad y riqueza, contante y sonante también. La activación de zonas como el centro pasa por el turismo y por llevar infraestructuras públicas: hemos propuesto que se ubique una incubadora de empresas y el traslado del Museo de la Agricultura, por ejemplo. O mantener en el casco urbano el Centro Fahala, en un nuevo edificio, porque creo que sus usuarios no deben estar apartados a las afueras del pueblo: su integración social pasa por su integración en el día a día del pueblo, en su relación diaria en un plano de igualdad con el resto de alhaurinos. Alhaurín es un pueblo lleno de ideas y un gran potencial. Proponemos un proyecto por encima de sectarismos y divisiones, con afán de transformación real, pero con un núcleo fundamental que es la base de mis convicciones ideológicas: la igualdad. Igualdad de oportunidades, igualdad para invertir en el pueblo, igualdad para ser contratado por el ayuntamiento, igualdad en el acceso a los servicios públicos y de trato, igualdad, igualdad e igualdad.

 

¿Cualquier ciudadano está capacitado para formar parte de una lista electoral o hay que hacer un estudio previo a la persona? ¿Cómo elegís en el PSOE a los integrantes de la lista electoral?

Cualquier persona tiene derecho a la representación política si no existe una inhabilitación, como es sabido. Trabajar por tu pueblo y servir a tus vecinos no puede ser patrimonio de nadie. La democracia existe en una doble dirección: el derecho a votar y el derecho a representar. Desde ese punto de partida, las personas que forman parte de una candidatura deben saber que la preparación es fundamental para el trabajo diario. Hace falta compromiso ciudadano, capacidad de escucha, eso no lo dan los títulos, pero la formación es una exigencia de la sociedad.


RELACIÓN CON LOS PARTIDOS

¿Cuál es la relación a día de hoy entre PSOE y ASALH?

He dicho en público y en privado que son compañeros socialistas. Los siento así cuando hablo de qué necesita Alhaurín el Grande y todavía más cuando hablamos de política nacional o andaluza. La capacidad de acuerdo entre ambas formaciones políticas está más que demostrada: alcanzamos un acuerdo de gobierno en la moción de censura. Fuimos y fueron generosos. Le diré que quiero transformar el sentimiento, a veces doloroso, de sus militantes en compañerismo socialista. Con todo, respetando la independencia que cada cual tiene como partido. Aquí lo importante es el pueblo, sus necesidades, sus problemas, sus aspiraciones colectivas. Ahí reside el sentido de la política municipal.

¿Qué relación mantiene el PSOE con los demás partidos de Alhaurín el Grande?

Cordial y respetuosa. El diálogo por el bien del pueblo debe estar por encima de las diferencias obvias en materia ideológica. La persona que se sienta en un pleno tiene todo mi respeto, nunca debemos olvidar que está representando a la ciudadanía. El respeto es doble: personal y político.

¿Debería gobernar por ley la lista más votada o la opción de pactos entre varios partidos?

Si queremos una democracia que refleje la pluralidad, el acuerdo entre formaciones políticas es el mejor instrumento y se plasma en pactos. Creo en la pluralidad. La sociedad ha fragmentado su respaldo entre varios partidos, es bueno, pues obliga a consensuar. No obstante, el consenso no es obligatorio y quien gobierna en minoría tiene la gran responsabilidad de buscar el acuerdo.

En el caso de pacto entre varios partidos, ¿debe ostentar la alcaldía el más votado o no tiene por qué? 

Nuestro sistema electoral permite la segunda opción. Somos una democracia representativa, en todos los niveles.

¿Con qué partidos de Alhaurín el Grande pactaría si no tuviese mayoría absoluta y con cuáles no?

La política de pactos depende de la agrupación, y a ella me debo.

GESTIÓN MUNICIPAL

¿Cómo valora la gestión municipal en el periodo 2015-2019?

“Una crítica siempre debe ir acompañada de una propuesta”

Nada nuevo bajo el sol. Estancada. Anclada en tiempos pasados. No me gusta decirlo, créame, porque implica que Alhaurín el Grande puede estar perdiendo el tren del futuro respecto a los municipios de su entorno. Vivimos en una competencia constante con otros pueblos: para captar inversiones, para obtener ayudas de otras administraciones, para atraer visitantes. No vale argumentar la situación política que ha vivido el pueblo. El equipo de gobierno ha sacado, de una manera u otra, sus presupuestos. Casi sin cambiar una coma. En cambio, ¿se están construyendo nuevas viviendas en Alhaurín?, ¿Hay grúas? ¿Ha bajado el paro, lo que significaría que se han abierto negocios y nuevas empresas? El centro está muerto. ¿Hemos visto una respuesta inmediata a las reivindicaciones de los vecinos y comerciantes? ¿Ha cambiado algo en la forma de relacionarse el Ayuntamiento con los colectivos y agentes sociales? ¿Existe una mesa de participación que coordine el esfuerzo de las asociaciones o los agentes económicos, por ejemplo, en materia de turismo? Tenemos un problema de limpieza, ante el que solo cabe un buen servicio con un nuevo modelo organizativo, mano dura en la aplicación de la ordenanza y concienciación cívica. No dejo de advertir pleno tras pleno que no se puede gobernar bien un municipio con los problemas de una ciudad teniendo una administración de pueblo. Que necesitamos estabilizar la plantilla y reordenar su funcionamiento: desde los servicios operativos a la Policía Local.

ELECCIONES

¿Qué pronóstico electoral haces para las elecciones?

En política no se dicen pronósticos, se trabaja para hacerlos realidad.

¿Cuál será la primera medida que realizarás si ganas los comicios locales?

Impulsar un plan de contrataciones transparente y rotatorio, reformar las bolsas de empleo municipales, sentarme con los agentes económicos e inversiones que esperan un respuesta del Ayuntamiento y mandar tres cartas explicando las necesidades prioritarias de Alhaurín el Grande: una a la Presidencia de la Junta, otra a la Presidencia de la Diputación y otra a la Presidencia del Gobierno.

¿Tomará posesión como concejal del ayuntamiento si pierde los comicios locales?

Sí. Por supuesto. En ningún momento contemplo lo contrario.

¿Cómo valoras el nuevo gobierno de Pedro Sánchez?

Ha devuelto la dignidad a la Presidencia del Gobierno.

¿Se deberían haber convocado elecciones como piden algunas fuerzas políticas o la moción de censura legitima el ejercicio de poder?

¿Por qué no va ser legítima una moción de censura? Lo es por ordenamiento, pues existe como procedimiento legal. Y lo es políticamente porque deben existir mecanismos para censurar al poder en una democracia representativa cuando no tiene el respaldo mayoritario. No le tendré que recordar que en Alhaurín tenemos bastante experiencia en mociones. No comprendo cuando se critica la moción de censura.

¿Ante el nuevo escenario político, estamos ante una nueva cultura de pactos?

De pactos y de conformación de mayorías plurales. Es nuevo para España pero otros países tienen desde hace años un sistema de partido fragmentado. Es un tiempo nuevo, sin duda.

¿Por qué votar al PSOE de Alhaurín el Grande y no a otros partidos del pueblo? ¿Cómo convencería a los lectores?

Me va a permitir pedir una reflexión: Tras una época de inversiones del Ayuntamiento de Alhaurín el Grande que permitió una primera transformación del pueblo en los años 2000, que debe ser reconocida si queremos hacer un análisis justo, debemos preguntarnos: ¿cómo está Alhaurín el Grande con respecto a otros pueblos de nuestro entorno? ¿Los servicios están a la altura de municipios próximos? ¿La oferta comercial está al mismo nivel? ¿Se crean oportunidades para nuestros jóvenes? ¿Hemos aprovechado el tirón turístico de la Costa del Sol de estos años? ¿Cuál es el estado del patrimonio cultural y artístico del pueblo? ¿Tenemos un centro bullicioso de un municipio de 25.000 habitantes? ¿Tienen las familias zonas verdes para su disfrute? ¿Estamos mejor que hace cuatro años? En suma, el PSOE propone un proyecto colectivo que una al pueblo en un fin común: ser una referencia económica, cultural y social en la provincia de Málaga, en positivo, con ideas y hechos.